viernes, 13 de diciembre de 2013

Ministro Felipe Larraín destaca publicación de la nueva ley sobre Protección a Deudores de Créditos en Dinero (Tasa Máxima)

Ministro Felipe Larraín destaca publicación de la nueva ley sobre Protección a Deudores de Créditos en Dinero (Tasa Máxima)



Ministro Felipe Larraín destaca publicación de la nueva ley sobre Protección a Deudores de Créditos en Dinero (Tasa Máxima)
El titular de Hacienda recalcó que el Gobierno ha dado “el paso más importante en varias décadas para lograr un menor costo de endeudamiento para las chilenas y chilenos, cuidando el acceso al crédito”.
Indicó que además, “lo logramos justo antes de la Navidad, una temporada en que muchos chilenos piden nuevos créditos, pues regirá para los créditos que se otorguen a partir de mañana sábado 14 de diciembre”.
El Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, destacó esta mañana, en el barrio Patronato de Santiago, que se ha publicado hoy la nueva ley sobre Protección a Deudores de Créditos en Dinero (Tasa Máxima). La nueva ley reduce la Tasa de Interés Máxima (TM) para los créditos en pesos, a más de 90 días, por montos inferiores a $4,6 millones, esto es, principalmente créditos de consumo en cuotas y préstamos a través de tarjetas de crédito.
Esto, luego de que ayer la Contraloría tomara razón de la nueva ley.
El Titular de Hacienda explicó que hoy la TM para esos créditos corresponde a 54%. “Con lo que ha sido aprobado, gracias al trabajo que hemos hecho en estos años, la TM va a reducirse de inmediato a 48%, para los créditos por menos de $1,1 millones. Esto es muy importante, porque significa menor costo de endeudamiento para las chilenas y chilenos ahora, en esta Navidad”.
Indicó también que “luego, en marzo de 2014, para el inicio del año escolar, la tasa de interés máxima se reducirá a 46% si no varían las condiciones del mercado, y así sucesivamente hasta llegar a 37% en unos dos años más.”
El Secretario de Estado valoró especialmente el hecho de que existirá “una caída sustancial” de la TM, especialmente para los créditos que van a personas humildes y de clase media.
Y recalcó que estos chilenos mantendrán la oportunidad de acceder al crédito, pues la gradualidad en la rebaja permitirá a los oferentes de crédito ajustar su modelo de negocios. La importancia de esto se explica “porque no queremos dejar chilenos fuera del acceso al crédito”.
Además, sostuvo que hay “una gran noticia” para los pensionados, ya que “la rebaja es mayor en la TM para los créditos cuyas cuotas se descuenten de una pensión”. En este sentido, mencionó que la TM para este segmento se reducirá en 18 puntos porcentuales a partir de mañana sábado, es decir hasta 36%, y luego más gradualmente, hasta llegar a niveles de 23% en un año y medio.”
Explicó que “el menor nivel permitido para estas tasas de interés se explica porque la tasa de impago en estos créditos es mínima, casi cero.”
Tras reunirse con los dirigentes de la Cámara Nacional de Comercio de Patronato –encabezados por Carlos Abusleme- el Jefe de las Finanzas Públicas hizo un recorrido por el sector y aseguró que “nosotros creemos en un modelo de negocios para los oferentes de crédito donde la tasa de impago sea moderada, con deudores que rara vez se sobreendeudan”.
De esta manera, agregó que “los modelos de negocio de las empresas de crédito deberían investigar más la capacidad de pago del deudor. Cuando se debilita ese esfuerzo, y compensan la alta proporción que no paga, cobrando tasas de interés muy altas a quiénes sí pagan pero no tienen suficiente educación financiera para detectar la alta tasa de interés, se produce un problema: le cargan la mano a los buenos deudores, aquellos que pagan, pero son sorprendidos por el alto monto de los intereses, y permiten a quienes no pagan ilusionarse con eso, siendo que al quedar en Dicom sufrirán consecuencias. Creemos que lo lógico es que los deudores accedan a tasas de interés menores, aunque su educación financiera sea insuficiente, y que muy pocos queden sobreendeudados.”

Antecedentes

Ante la preocupación del Gobierno del Presidente Piñera frente al tema y con el fin de reducir el costo del crédito, pero dentro de márgenes razonables que no dejen sin acceso al crédito a muchas chilenas y chilenos, el Ministerio de Hacienda presentó en septiembre de 2011 un proyecto de Ley en esta dirección.
Los principales cambios apuntan a rebajar gradualmente la TM en los créditos de 0 a 200 UF (cerca de 4,6 millones de pesos) con plazos superiores a tres meses (90 días). Por ejemplo, si la fase de gradualidad ya hubiera terminado, hoy día la TM sería 37% para los créditos más pequeños.
Al mismo tiempo, con el fin de reducir el riesgo de dejar a un grupo importante de la población sin acceso al mercado crediticio institucional (grandes tiendas, cajas de compensación, cooperativas, bancos, otros), y con el fin de evitar que muchos deudores se arriesguen a recurrir a los prestamistas informales, el proyecto consulta numerosas medidas, entre las que destacan:
La nueva tasa de interés máxima es intermedia, de modo que permita cubrir todos los costos de prestar bajo un modelo de negocios adecuado. Esto distingue a este proyecto de ley de otros, que contenían promesas imposibles, que hubieran eliminado el crédito para grandes grupos de la población.
Después de la rebaja inicial, las rebajas posteriores son graduales, de 2 puntos cada 3 meses, dando tiempo a las empresas de crédito para innovar y migrar hacia modelos de negocio con menores tasas de impago.
El Ministro precisó que “la gradualidad también dará al Congreso el tiempo que necesita para terminar de mejorar y aprobar otro proyecto de ley, que crea un sistema de información comercial, con el fin de asegurar un vigoroso acceso al crédito a todas las personas”.
Encarga a la Superintendencia de Bancos fiscalizar que la tasa de interés de los créditos de ese segmento sea inferior a la máxima, en todo el país. La nueva fiscalización incluirá una revisión regular que alcanzará a todas las instituciones de crédito (casas comerciales, cooperativas, compañías de seguros de vida, crédito automotriz, cajas de compensación, bancos) que dan crédito de modo masivo.
Con el fin de proteger el valor adquisitivo de las pensiones, se crea una tasa máxima especial para créditos cuyas cuotas se descuenten de una pensión. Por ejemplo, si las condiciones del mercado no varían, dentro de un año y medio la tasa de interés máxima para los créditos cuyas cuotas se descuenten de una pensión, será 22,94% anual. Mañana, la tasa máxima será 35,91%.
Este apoyo a los pensionados se suma a otras medidas del gobierno en años anteriores: el término o rebaja del descuento de 7% para salud, y el tope al plazo de los créditos y al tamaño de las cuotas de los créditos que otorgan las Cajas de Compensación. Esto demuestra la permanente preocupación de este gobierno por los adultos mayores.
Con el fin de contribuir a la educación financiera y de mejorar la calidad de la información disponible para los deudores que deseen comparar entre créditos de distintos oferentes, el proyecto crea informes y reportes comparativos que deberá producir y difundir la Superintendencia. Esto complementa la iniciativa del Gobierno de crear la Secretaría Técnica de Inclusión y Educación Financiera.
De esta manera, la nueva ley logra un equilibrio entre la protección a los deudores con insuficiente educación financiera y la protección de su acceso al crédito, mientras se mejora la educación financiera.