Mi lista de blogs

martes, 8 de noviembre de 2016

Caliente y salvaje, así es como se ha comportado el clima en los últimos cinco años, dice un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que identifica una huella humana cada vez más visible como causa del cambio climático.

08 de noviembre, 2016 —


El estudio señala que el lustro 2011-2015 ha sido el más cálido registrado hasta ahora, y 2015 fue el año con las temperaturas más altas.

Dado a conocer hoy, el análisis también indica que en ese mismo periodo las concentraciones de gases de efecto invernadero continuaron aumentando y alcanzaron niveles sin precedentes.

Las altas temperaturas han ido acompañadas de otros indicadores consistentes con el cambio climático, como el aumento del nivel del mar y la disminución de la extensión del hielo marino del Ártico, los glaciares continentales y la cubierta de nieve del hemisferio norte.

Otra importante conclusión es que más de la mitad de los fenómenos extremos del clima, como sequías, olas de calor e inundaciones, ocurridos entre 2011 y 2015, se debieron en parte al impacto del calentamiento global causado por las actividades humanas.

El informe menciona algunos de los eventos de ese tipo de mayor impacto, entre ellos la sequía de África oriental entre 2010 y 2012, que causó unas 258.000 muertes. También cita las inundaciones en Asia suroriental en 2011, que dejaron 800 muertos y más de 40.000 millones de dólares en pérdidas.

Además, cita las olas de calor en India y Pakistán en 2015, el huracán Sandy en Estados Unidos en 2012, con pérdidas superiores a los 67.000 millones de dólares, y el tifón Haiyan en Filipinas, que mató a 7.800 personas.