Mi lista de blogs

martes, 15 de noviembre de 2016

Instalan pasarelas sobre Río Lauca para resguardar la vida de la fauna camélida

Instalan pasarelas sobre Río Lauca para resguardar la vida de la fauna camélida
CONAF recibe los puentes, ubicados en la infraestructura que cruza el Parque Nacional Lauca, con el objetivo es evitar accidentes y ayudar a preservar la vida de las vicuñas, otras especies de fauna silvestre y el ganado doméstico local.

Conaf
En pleno Parque Nacional Lauca, a 4000 msnm, ENGIE Energía Chile hizo entrega de manera simbólica de las tres pasarelas construidas sobre el canal Lauca a CONAF, organismo administrador de las áreas silvestres protegidas de nuestro país. Las estructuras diseñadas para el paso de los animales o peatones, tienen como objetivo evitar accidentes con resultados de muerte o fracturas que afectan a las vicuñas y otras especies de la fauna silvestre, así como al ganado doméstico local y facilitará también el tránsito de las personas de las comunidades cercanas.

La actividad tuvo lugar, en el sector del campamento Las Rejas, con la presencia de guardaparques y la asistencia del subgerente de Centrales Diesel – Solar e Hidro de ENGIE Energía Chile, Ricardo Peters, el director regional de CONAF Arica y Parinacota, Guillermo Cisternas Valenzuela y el director regional de Obras Hidráulicas, Esteban Mena y personal de las tres instancias.

Los accidentes de los animales fueron detectados por los patrullajes de los guardaparques y por los hallazgos de la empresa eléctrica en el sector de Las Rejas, donde son retenidos restos sólidos como vegetación, limos o basuras, previo al curso del agua hasta la Central Hidroeléctrica de Chapiquiña, la que luego de su aprovechamiento energético es también liberada para el regadío del valle de Azapa.

Ricardo Peters, recordó que “el canal Lauca fue una obra que costó muchos esfuerzos, que entró en funciones en abril de 1962, pero en dicha época no se pensaba en los aspectos ambientales.  Su extensión es de 28 kilómetros y tres metros de ancho, lo que impide el flujo natural por el sector.  Creo que sólo lo puede saltar el puma, y nosotros veíamos cada cierto tiempo zorros, vicuñas, llamos, guanacos e incluso aves que caían al canal, por lo que hicimos esta propuesta a CONAF que acogió muy bien la iniciativa”.  El aporte de la empresa se inscribe en su política de Responsabilidad Social, y según indicó Ricardo Peters, “ENGIE tiene una preocupación especial con el tema ambiental por lo que va a seguir apoyando estas modificaciones, que facilitarán el desplazamiento de la fauna local y el trabajo de ganaderos de la zona”.

El director regional de CONAF subrayó en tanto que el Parque es un ecosistema continuo y cuando se hizo el canal se fragmentó el hábitat impactando en el largo plazo a las poblaciones de fauna silvestre que se fragmentan y aíslan”.  El directivo agregó que “la buena relación que, a lo largo del tiempo, hemos tenido con ENGIE permitió dialogar sobre  este problema e idear una solución que agradecemos, ya que poco a poco la fauna irá reconociendo estos puentes, por tanto se contribuye a la conservación, atenuando la fragmentación del hábitat original a causa de este acueducto”.

Las pasarelas se reparten en una extensión de unos ocho kilómetros del canal Lauca.  En el caso de la fauna silvestre,  el tránsito por el sector obedece a sus hábitos de recorrido desde los lugares de dormideros en la parte alta, hacia los sitios de alimentación.

Según el  guardaparques y jefe del área de Putre, Luis Araya, “esta es una solución a la conectividad entre los sectores de secano, con mayor presencia de pajonales y tolares, hacia los bofedales, que utilizan prioritariamente las vicuñas para su alimentación”.

Por su parte el director de Obras Hidráulicas, Esteban Mena Valladares, indicó que “el canal Lauca abastece de agua a Azapa, que a su vez entrega productos agrícolas hasta la zona central, pero cuando se construyó no se pensó en la división que generaba para la biótica que hay en este sector. De allí que para nosotros es muy bueno este trabajo en coordinación con la empresa privada, sobre todo en un área destinada a la sustentabilidad, y como lo bueno se copia, vamos a tratar de incorporar este tipo de soluciones a nuestras obras en la zona”.

Durante la última década, ENGIE ha interactuado con CONAF en diversos temas de colaboración ambiental,  donde destaca el plan de manejo de preservación enfocado en la polylepis rugulosa  queñoa precordillerana, que se encuentra en peligro. De hecho, en la reciente actualización del catastro de Recursos Vegetacionales de la Región de Arica y Parinacota, que reveló la existencia de más de 47 mil hectáreas de bosque nativo para la región, se visibiliza también la cifra de poco más de 20 hectáreas de la plantación de queñoas al interior de los terrenos donde se emplaza la Central Hidroeléctrica de Chapiquiña, de propiedad de la compañía generadora eléctrica.

En materia de las áreas silvestres protegidas, si bien la empresa no tiene presencia en la Reserva de Biósfera Lauca, sí está presente al interior del Monumento Natural Quebrada de Cardones, donde operan sus torres de transmisión eléctrica, y en ese contexto, se aplica una fórmula participativa en su plan de manejo, junto a tour operadores,  comunidades aledañas e instancias académicas.