Mi lista de blogs

viernes, 18 de noviembre de 2016

La 22º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (COP 22) concluyó este viernes en Marruecos con la firma de la "Proclamación de Marrakech", declaración de intenciones que refleja el compromiso mundial para frenar el calentamiento global.

18 de noviembre, 2016 — La 22º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (COP 22) concluyó este viernes en Marruecos con la firma de la "Proclamación de Marrakech", declaración de intenciones que refleja el compromiso mundial para frenar el calentamiento global.

El texto recoge la voluntad de todos los asistentes en torno a las acciones que implementarán antes de 2020 y cómo se responderán las necesidades de los países más vulnerables.

El documento también llama a "facilitar el acceso a la financiación para los proyectos climáticos y reforzar las capacidades y esfuerzos de países desarrollados hacia los más pobres para adaptarse a los impactos del calentamiento global”.

Aziz Mekouar, canciller de Marruecos, tuvo a su cargo la lectura de la declaración final. En una entrevista con Radio ONU, consideró que la reunión marcó un nuevo hito dentro de las negociaciones de Naciones Unidas sobre el tema.

“Creo que este cambio que se está operando va a impactar todas las nuevas COPs que van a venir. Lo más importante es que hay un acuerdo y no vamos a volver atrás. Hay que entrar en acción y esta es hacia el desarrollo sostenible”.

Los países más vulnerables a los efectos del cambio climático se comprometieron a llevar a cabo acciones concretas para la implementación del Acuerdo de París.

Las más de 45 naciones que conforman el Foro de Países Vulnerables al Clima (CVF) emitieron una declaración conjunta en la que subrayaron que van a “sobrevivir y a prosperar".

Este foro agrupa a los Estados que se ven afectados de manera desproporcionada por los impactos del cambio climático y su misión es ejercer presión adicional para afrontar ese desafío.

Sus miembros provienen de todas las regiones del planeta e incluyen a las Islas Maldivas, Costa Rica, Afganistán, Bangladesh, Etiopía, Tuvalu, Madagascar y Nepal.

En la declaración, dada a conocer como la “Comunicación de Marrakech”, se propone que los países cuya contribución determinada a nivel nacional no corresponda de manera equitativa a su respectivo nivel de emisiones, según lo establece el Acuerdo de París, actualicen esas contribuciones a más tardar en 2020.