Mi lista de blogs

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Los pilares de la destrucción. La colorida nebulosa de Carina devastada por brillantes estrellas cercanas

Estas nuevas y espectaculares observaciones de las enormes estructuras en forma de pilares que hay en el interior de la nebulosa de Carina se han obtenido con el instrumento MUSE, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO. Los diferentes pilares analizados por un equipo internacional parecen ser los pilares de la destrucción, en contraste con el apodo de los icónicos Pilares de la Creación, en la nebulosa del Águila, de naturaleza similar.


Las torres y pilares que pueden verse en las nuevas imágenes de la nebulosa de Carina son inmensas nubes de polvo y gas dentro de un centro de formación de estrellas que se encuentra, aproximadamente, a 7.500 años luz de distancia. Los pilares de la nebulosa fueron observados por un equipo dirigido por Anna McLeod, estudiante de doctorado en ESO, utilizando el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO.


La característica que hace de MUSE un instrumento tan potente es su capacidad para crear miles de imágenes de la nebulosa a la vez, cada una en una longitud de onda de la luz diferente. Esto permite a los astrónomos trazar las propiedades químicas y físicas del material en diferentes puntos de la nebulosa.


Las imágenes que aparecen aquí se combinaron con otras que muestran estructuras similares: los famosos Pilares de la Creación [1], en la nebulosa del Águila, y con formaciones en NGC 3603. En total, se han observado diez pilares y, al hacerlo, se ha detectado un vínculo claro entre la radiación emitida por estrellas masivas cercanas y las características de los propios pilares.


En un irónico giro, una de las primeras consecuencias de la formación de una estrella masiva es que comienza a destruir la nube en la que nació. La idea de que las estrellas masivas tienen un efecto considerable en su entorno no es nueva: se sabe que estas estrellas lanzan cantidades enormes de potente radiación ionizante (emisión con la suficiente energía como para arrancar electrones de los átomos). Sin embargo, es muy difícil obtener evidencia observacional de la interacción entre estas estrellas y su entorno.


El equipo analizó el efecto de esta radiación energética en los pilares: un proceso conocido como fotoevaporación, cuando el gas es ionizado y luego se dispersa, alejándose. Observando los resultados de la fotoevaporación — que incluyó la pérdida de masa de los pilares — fueron capaces de descubrir a los culpables. Había una clara correlación entre la cantidad de radiación ionizante emitida por las estrellas cercanas y la disipación de los pilares.


Esto podría parecer una calamidad cósmica, con estrellas masivas destruyendo a sus propios creadores. Sin embargo, aún no se comprende bien la complejidad de los mecanismos de retroalimentación entre las estrellas y los pilares. Estos pilares pueden parecer densos, pero las nubes de polvo y gas que componen las nebulosas son realmente muy difusas. Es posible que la radiación y los vientos estelares de las estrellas masivas en realidad ayuden a crear puntos más densos dentro de los pilares que luego puedan acabar formando estrellas.


Estas impresionantes estructuras celestes tienen mucho más que contarnos, y MUSE es un instrumento ideal con el que poder demostrarlo.

Notas


[1] “Los Pilares de la Creación” es una imagen icónica, tomada con el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, que hizo de esta la más famosa de las estructuras de su tipo. También conocidas como trompas de elefante, pueden tener varios años luz de longitud.

Información adicional


Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico titulado “Connecting the dots: a correlation between ionising radiation and cloud mass-loss rate traced by optical integral field spectroscopy“, por A. F. McLeod et al., publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.


El equipo está formado por A. F. McLeod (ESO, Garching, Alemania); M. Gritschneder (Observatorio Universitario, Universidad Ludwig-Maximilians, Múnich, Alemania); J. E. Dale (Observatorio Universitario, Universidad Ludwig-Maximilians, Múnich, Alemania); A. Ginsburg (ESO, Garching, Alemania); P. D.Klaassen (Centro de Tecnología Astronómica del Reino Unido, Real Observatorio de Edimburgo, Reino Unido); J. C. Mottram (Instituto Max Planck de Astronomía, Heidelberg, Alemania); T. Preibisch (Observatorio Universitario, Universidad Ludwig-Maximilians, Múnich, Alemania); S. Ramsay (ESO, Garching, Alemania); M. Reiter (Universidad de Míchigan, Departamento de Astronomía, Ann Arbor, Míchigan, EE.UU.); y L. Testi (ESO, Garching, Alemania).


La región R44 en la nebulosa de Carina

Esta imagen fue tomada con el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, y muestra la región R44 dentro de la nebulosa de Carina, a 7.500 años luz de distancia. Las estrellas masivas que están dentro de la región de formación estelar destruyen lentamente los pilares de polvo y gas de los que nacen.

Crédito:

ESO/A. McLeod

Los Pilares de la Destrucción

Esta composición muestra varios pilares en el interior de la nebulosa de Carina observados con el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO. Las estrellas masivas que están dentro de la región de formación estelar destruyen lentamente los pilares de polvo y gas de los que nacen.

Crédito:
ESO/A. McLeod

La región R18 en la nebulosa de Carina

Esta imagen fue tomada con el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, y muestra la región R18 dentro de la nebulosa de Carina, a 7.500 años luz de distancia. Las estrellas masivas que están dentro de la región de formación estelar destruyen lentamente los pilares de polvo y gas de los que nacen.

Crédito:

ESO/A. McLeod

La región R37 en la nebulosa de Carina

Esta imagen fue tomada con el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, y muestra la región R37 dentro de la nebulosa de Carina, a 7.500 años luz de distancia. Las estrellas masivas que están dentro de la región de formación estelar destruyen lentamente los pilares de polvo y gas de los que nacen.

Crédito:
ESO/A. McLeod

La región R45 en la nebulosa de Carina

Esta imagen fue tomada con el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, y muestra la región R45 dentro de la nebulosa de Carina, a 7.500 años luz de distancia. Las estrellas masivas que están dentro de la región de formación estelar destruyen lentamente los pilares de polvo y gas de los que nacen.

Crédito:
ESO/A. McLeod

Cúmulo estelar Trumpler 14

Este pilar forma parte del cúmulo estelar masivo Trumpler 14, en el interior de la nebulosa de Carina, a 7.500 años luz de distancia. La imagen fue tomada con el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO.

Crédito:
ESO/A. McLeod

Un glóbulo de Bok en la nebulosa de Carina

Las destacadas manchas oscuras en la región central y a la derecha de la imagen son un llamado glóbulo de Bok: nebulosas oscuras aisladas y relativamente pequeñas que contienen polvo y gas muy densos. Son objetos muy estudiados, ya que su estructura y densidad siguen siendo, en cierto modo, un misterio.

Crédito:

ESO/A. McLeod

La montaña mística

Esta cima escarpada de fantasía, envuelta por nubes tenues, parece a un paisaje extraño. Pero es un pilar de gas y polvo de tres años luz de alto que está siendo devorado por la brillante luz proveniente de estrellas brillantes cercanas. El pilar también está siendo atacado desde dentro, a medida que las estrellas nacientes, enterradas en su interior, disparan chorros de gas que se pueden ver alzándose desde los imponentes picos.

Crédito:
ESO/A. McLeod


VIDEOS .

Animación 3D de la nebulosa de Carina



Animación 3D de la nebulosa de Carina.

Crédito:
ESO/M. Kornmesser

Zoom a la Nebulosa Carina


Esta secuencia de zoom comienza con una visión amplia de la Vía Láctea y se acerca a la Nebulosa Carina, una activa maternidad estelar a unos 7500 años luz de la Tierra. En la secuencia final vemos una nueva imagen capturada en gran detalle por el Telescopio de Rastreo del VLT en el Observatorio Paranal de ESO. Esta imagen fue tomada con la ayuda de Sebastián Piñera, Presidente de Chile, durante su visita al observatorio, el 5 de junio de 2012 y ha sido publicada en ocasión de la inauguración del nuevo telescopio en Nápoles el 6 de diciembre de 2012.

Crédito:

ESO/Nick Risinger (skysurvey.org)/Digitized Sky Survey 2 . Music: John Dyson (from the album Moonwind). Acknowledgement: VPHAS+ Consortium/Cambridge Astronomical Survey Unit



FUENTE: OBSERVATORIO EUROPEO AUSTRAL