Senado: Piden al Gobierno reforzar defensa de la denominación de origen del Pisco

Piden al Gobierno reforzar defensa de la denominación de origen del Pisco
La iniciativa –de autoría de un grupo transversal de senadores- busca controlar el ingreso, comercialización y publicidad de aguardiente peruana que se vende como pisco en Chile
Publicado el: 09/11/2016
Imagen foto_00000016Por unanimidad, la Sala despachó el proyecto de acuerdo por medio del cual se le solicita al Ejecutivo que implemente una política de Estado para promover y defender la denominación de origen del Pisco en las regiones de Coquimbo y Atacama.

El texto fue elaborado por los senadores Jorge Pizarro, Isabel Allende, Adriana Muñoz, Lily Pérez San Martín, Ena Von Baer, Pedro Araya, Alejandro García-Huidobro, Felipe Harboe, Ricardo Lagos Weber, Juan Pablo Letelier, Manuel Antonio Matta, Carlos Montes, Iván Moreira, Baldo Prokurica, Rabindranath Quinteros, Eugenio Tuma, Ignacio Walker, Patricio Walker y Andrés Zaldívar.

COMISIÓN TRIPARTITA

En concreto los legisladores hacen ver la necesidad de que los ministerios de Relaciones Exteriores, Agricultura y Economía, desarrollen una política oficial del Estado en tal sentido. Esto se materializaría en la conformación de una Comisión Jurídica Tripartita integrada por estas carteras y la Asociación de Productores Pisqueros (AG).

El proyecto de acuerdo recuerda que el establecimiento legal de la Denominación de Origen en 1931 del Pisco, junto con implicar la institucionalización del destilado en nuestro ordenamiento jurídico, permitió que se instalara la industria del Pisco en nuestro país.

Este concepto de denominación de origen originalmente apelaba a “un patrimonio que debía ser entendido desde una perspectiva país, su titularidad, administración y defensa -en el ámbito nacional- le correspondía al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y -en internacional- al Ministerio de Relaciones Exteriores, ambas instituciones en representación del Estado de Chile”.

AGUARDIENTE PERUANA

Imagen foto_00000018No obstante, el texto admite que “este criterio nacional de defensa ha ido cambiando de orientación para dejar en los productores de Pisco su defensa y representación en el exterior, detectándose un creciente ingreso de aguardiente peruano que se promociona y comercializa bajo el rótulo de "Pisco", atentando contra la denominación de origen del Pisco Chileno”.

En esa línea, los congresistas apelan a revisar “la normativa legal y reglamentaria que regula la denominación de origen Pisco, para determinar los aspectos que deben ser mejorados y complementados, a fin de que pueda llevarse a cabo una efectiva protección y promoción. Ello especialmente permitiría dotar a los organismos fiscalizadores de atribuciones suficientes para controlar el ingreso, comercialización y publicidad de aguardiente peruano que se vende como pisco en Chile”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Senado: Manifiestan preocupación si Puerto de Valparaíso deja de ser destino turístico.El Norwegian Sun solicitó recalar el próximo 24 de abril en San Antonio arguyendo que “Valparaíso no le da garantías”.

Colegio Alemán de Temuco: Alumnos de IVº medio celebraron “Ostern

Pronóstico del tiempo para Puerto Montt entre el miércoles 19 y el domingo 23 de abril

Ministra Williams en Calama: “El desafío de la industria es dar los espacios para incorporar mayor innovación en los procesos mineros”

Los hospitales de Gaza, a pocos días de quedarse sin electricidad

Colegio Alemán de Temuco: Kindergarten salió en busca del Conejo de Pascua

Ministro Furche inauguró memorial a brigadistas fallecidos en incendios forestales de Vichuquén

Con el propósito de conocer en terreno el quehacer de la Autoridad Marítima en el ámbito nacional, una delegación de 19 alumnos y un profesor pertenecientes a la Universidad Marítima Mundial con sede en Malmo - Suecia, está realizando una visita profesional a la Armada de Chile.

Enfermedades tropicales desatendidas: En su último informe sobre las enfermedades tropicales desatendidas, la OMS informa de los progresos notables alcanzados en los últimos diez años. Se estima que, solo en 2015, se ha tratado a 1000 millones de personas afectadas.