Trabajo con comunidad es prioridad en prevención de incendios forestales en Biobío

Trabajo con comunidad es prioridad en prevención de incendios forestales en Biobío
Casi el 100% de los incendios son debido a la acción humana, ya sea por negligencia o intencionalidad.

Conaf
Una serie de lineamientos de trabajo han establecido la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Onemi para esta temporada 2016-2017 de mayor ocurrencia de incendios forestales en la Región del Biobío. Es así como se incrementarán las acciones de prevención contingente en las áreas de interfaz, priorizando 24 comunas críticas de alto riesgo de incendios; también el reforzamiento de equipos multidisciplinarios, como brigadas de prevención de incendios con asistentes sociales para concentrar la labor preventiva de manera conjunta con los vecinos; así como también fortalecer la determinación de las causas y las motivaciones que tienen las personas que provocan un incendio forestal.

Estos temas fueron abordados por el Intendente (S) Enrique Inostroza, y los directores regionales de CONAF (I), Alberto Bordeu, y de Onemi, Gilda Grandón durante una reunión preventiva de la Mesa Técnica de Incendios Forestales, de modo de reforzar las coordinaciones institucionales durante el próximo verano.

El Intendente (S) explicó que, en la oportunidad, se revisaron los medios que estarán disponibles durante este temporada “en que tendremos condiciones de calor y sequedad de los pastos que van a ser más propicios para la generación de incendios forestales. Y, por lo tanto, era necesario desde la autoridad regional establecer esta coordinación y un repaso de cuáles son los medios que tenemos disponibles. Pero también para hacer un llamado a las personas a la cooperación respecto a la ocurrencia de incendios forestales. Seremos muy drásticos en el sentido de que vamos a perseguir a aquellas personas que intencionalmente sean sorprendidas generando incendios forestales, porque esto no solo tiene un costo para el Estado, sino que también es un riesgo para las vidas de las personas o para sus viviendas. Ya hemos tenido en la región, en este período de Gobierno, situaciones muy lamentables de incendios que han afectado casas y por lo tanto no queremos que se repitan”.

Y es que los incendios que enfrentamos hoy en el país tienen una dinámica y un comportamiento muy distinto al de hace una década. Considerando además que, las nuevas condiciones climáticas y antrópicas exigen una mayor rigurosidad y certeza al momento de analizar y plantear una estrategia de prevención y control de estos incendios. De ahí la importancia de reforzar el trabajo preventivo con la comunidad, resaltando precisamente que la mayoría de los incendios va de la mano de la acción humana y que provocar un incendio forestal, ya sea por negligencia o intencionalidad, es un delito que puede tener una sanción de hasta 20 años de cárcel.

De hecho, en la región, desde el año 2003 a la fecha, 45 personas han sido llevadas a la Justicia por el delito de incendio forestal, de las cuales 13 han recibido distinto tipo de condena.

En ese sentido, el director regional (I) de CONAF, Alberto Bordeu, insistió en la necesidad de que la comunidad adopte conductas responsables a la hora de realizar actividades al aire libre y destacó la labor preventiva que ha estado desarrollando la Corporación. “En el trabajo que hemos realizado se han identificado sectores críticos en cuanto a incendios y hemos entendido que el tema no es solo técnico, de cómo ocurren y cómo se combaten estos incendios, sino que tenemos que ir a las motivaciones sociales que existe detrás de ellos. Para eso se han establecido dos Brigadas de Prevención con apoyo profesional de asistentes sociales que, más que llegar a impartir nuevas técnicas, se trabaja en conjunto con la comunidad, con los dirigentes vecinales, de modo que identifiquen cuáles son sus áreas de riesgo”, indicó el directivo.

Respecto a los recursos con que cuenta CONAF para esta temporada estival, se trata de 23 brigadas terrestres, 2 helitransportadas, 2 helicópteros, un avión Air Tractor y 12 camiones cisterna; estos últimos reforzarán el trabajo terrestre que realicen las brigadas, de modo de acelerar las labores de control del fuego.

La directora regional de Onemi, Gilda Grandón, agregó que “junto a toda la inversión que ha hecho el Gobierno en materia de prevención de incendios forestales siempre está la disposición, coordinación y los esfuerzos para realizar el gasto que sea necesario en caso de que tengamos situaciones de emergencias que sobrepasen esa capacidad de respuesta, que sabemos que es mayor cada año, pero que además nos enfrentamos a una condición climática que favorece la propagación de los incendios que se puedan producir”.

En lo que va a de la temporada 2016-2017, en la región se han registrado 106 incendios forestales, un 10% más que igual período anterior. Y en cuanto la superficie, son 504 las hectáreas afectadas, cerca de un 150% más que la temporada anterior.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alerta Temprana Preventiva para la Región de Aysén por nevadas y viento

23 de junio: Cumbre internacional sobre daño ambiental se podrá ver en vivo a través de internet

El Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, recibió hoy en audiencia a Benito Baranda, designado recientemente como coordinador del Estado para la visita del Papa Francisco a Chile, la cual se realizará entre el 15 y el 18 enero del próximo año.

Declaración Pública Junta Extraordinaria de Accionistas de Codelco

Diputados: Comisión de Trabajo aprobó proyecto que elimina distinción entre obrero y empleado

Alianza entre CONAF y FOSIS beneficia a afectados por incendios forestales. A través del “Programa Yo Emprendo Semilla Emergencia”, los usuarios adquirieron motosierras para trabajar en los bosques quemados.

En los pasillos del Senado se instaló la nueva exposición, impulsada por el Centro de Extensión de la Cámara Alta, “Valparaíso, los pasos del agua”, que reúne pinturas, esculturas y fotografías con el agua como eje central. La exhibición busca representar la importancia de este recurso para Valparaíso, que, en sus inicios contaba con grandes cantidades de agua dulce, las que han ido en decadencia debido a la plantación de eucaliptos, que tienen un consumo 300 veces mayor al del bosque nativo que una vez existió en la zona.