Mi lista de blogs

viernes, 2 de diciembre de 2016

Diputados: Comisión de Agricultura analizó situación de crédito de los micro y pequeños agricultores con BancoEstado

 Comisión de Agricultura analizó situación de crédito de los micro y pequeños agricultores con BancoEstado

Publicado el 30 de noviembre del 2016

Además, los legisladores recibieron la exposición del Consorcio Agrícola del Sur respecto del impacto que está teniendo en el sector la falta de aplicación de una tasa máxima convencional en moneda extranjera en la mayor parte de la banca nacional, así como lo relativo a la controversia gestada con la SBIF en torno a este tema.



    La situación de crédito de los micro y pequeños agricultores y el impacto que está teniendo en el sector la falta de aplicación de una tasa máxima convencional en moneda extranjera por parte de la banca nacional fueron los temas que concitaron la atención, esta semana, de la Comisión de Agricultura de la Cámara, instancia que preside la diputada Loreto Carvajal (PPD).

    Para el primer tema, los legisladores contaron con la exposición de Gustavo Hernández, subgerente de Segmentos Microempresas; y Jorge González, subgerente de Segmentos de la Gerencia de Pequeñas Empresas, ambos del BancoEstado.

    Gustavo Hernández informó que el banco presenta una amplia cobertura a nivel del país, con 17.897 puntos de atención a través de la caja vecina, 107 ServiEstado y 383 sucursales, 20 de las cuales fueron abiertas entre 2015 y el presente año, principalmente en comunas apartadas. Además, se cuenta con una participación importante a través de las cuentas corrientes y cuentas rut (de estas últimas, 4,3 millones corresponden a mujeres; 2,0 millones a jóvenes; y 260 mil a inmigrantes).

    Resaltó que la institución emplea un modelo de atención focalizado que pasa por la habilitación de ejecutivos especialistas en terreno (190 ejecutivos en 130 sucursales) y pautas de evaluación agrícola. Además, se precisó, considera una oferta de valor integral, ajustada al ciclo agrícola; un trabajo con el sector público y privado; y coordinación con organizaciones campesinas y asociaciones gremiales.

    Especificó que la cartera agrícola considera 3.875 clientes financiados y 6.296 clientes vigentes, en el ámbito de las pequeñas empresas; 25.503 financiados y 88.190 vigentes, en las microempresas; y 176 clientes financiados en las medianas empresas. En este marco destacó que la cartera agrícola total de las empresas de menor tamaño corresponden al 12%, en cuanto a número de clientes, y al 14% , considerando el saldo comercial.

    Jorge González remarcó también la importancia del sector para la institución y, en dicho plano, afirmó que están comprometidos en apoyar la actividad de los micro y pequeños agricultores, entendiendo sus ciclos productivos. Asimismo, aseguró que el banco tiene la capacidad para enfrentar una mayor demanda y para evaluar adecuadamente los riesgos y las oportunidades que se presenten en este ámbito de la economía nacional.

    Finalmente, entre otros datos, los ejecutivos informaron que el banco cobra una tasa de un 1%
    para la microempresa campesina, la que aseguraron es la más baja de todo los segmentos de la microempresas, aunque más alta que la ofrecida por Indap.

    Consorcio Agrícola del Sur

    En una segunda parte de la sesión, la Comisión escuchó a los representantes del Consorcio Agrícola del Sur, encabezados por Manuel Riesco, su abogado Alberto Labbé y el asesor Javier Laso, quienes se refirieron al impacto que está teniendo en el sector agropecuario el hecho que las instituciones bancarias nacionales no apliquen una tasa máxima convencional (TMC) para los créditos en moneda extranjera.

    Manuel Riesco explicó a los legisladores que el problema se inició en 2009, cuando el entonces titular de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), Gustavo Arriagada, respondió en forma privada a una consulta de Corpbanca, explicitando que, a partir de noviembre de 2002, la institución no calcula el interés corriente de las operaciones en moneda extranjera (solo se fijaba para el dólar norteamericano), dejando con ello libertad para la aplicación de tasas de interés para las operaciones pactadas y pagaderas en cualquier moneda extranjera existente.

    Riesco resaltó que la misiva no tiene validez normativa y aduce a una interpretación errónea del cambio realizado en el año 2002, donde solo se ajustó la terminología frente a la evidencia de la llegada del euro. Así, la norma pasó de "tasa de interés corriente para las operaciones expresadas en dólares de estados unidos o en moneda extranjera" a "tasa de interés corriente para operaciones realizadas en moneda extranjera".

    Criticó que la dicha carta fue socializada y usada por el sector bancario nacional como referencia para sus operaciones, con lo cual pasaron a adoptar tasas por sobre la máxima convencional, afectando con ello a todos los empresarios que solicitan créditos en esta moneda.

    Alberto Labbé, profesor de derecho comercial, sostuvo que aquí se están vulnerando los preceptos de la Ley 18.010, que establece normas para las operaciones de crédito, por cuanto allí se establece claramente que las únicas operaciones que se exceptúan de la aplicación de una TMC son aquellas relativas al comercio exterior, no incluyendo, por tanto, a las operaciones que realicen agricultores nacionales con bancos chilenos, por más que sean expresadas en moneda extranjera.

    En este marco, refutó el actuar que ha sostenido la Superintendencia, al permitir que el mercado opere libremente en esta materia; pero también de la Corte Suprema, que optó por apoyar a la SBIF. "Han actuado en contra de la ley y por ello se reclama ante este poder del Estado", planteó a los diputados.

    Remarcando el punto, Javier Lazo estimó que la práctica ejercida por la Superintendencia ha promovido una derogación virtual de la norma contenida en la Ley 18.010. "Ellos dicen que no están calculando la TMC en dólares, entonces, porque no hace su trabajo la Superintendencia deja sin efecto la aplicación de la ley", puntualizó.

    Durante la sesión, los legisladores se manifestaron interesados en el tema y acordaron continuar analizándolo con la participación de los representantes de la SBIF. "Esperamos tener al superintendente el 20 de diciembre para poder aclarar toda esta situación. No es posible que hoy día no tengamos una TMC en dólares. Esto significa que gran parte de los agricultores, fundamentalmente medianos que están ocupando estos créditos en dólares, no estén resguardados por algo que nosotros creíamos que era algo obvio y que es que la TMC debe operar para todos los créditos chilenos", precisó al finalizar la cita la diputada Alejandra Sepúlveda (IND).

    El diputado Diego Paulsen (RN) indicó que viene discutiendo desde hace más de seis meses sobre este tema, sin que se pueda tener luces efectivas desde la SBIF respecto a por qué no se cumple con la Ley 18.010. "Ahí se deja afuera solo a las operaciones en moneda extranjera ligada al comercio exterior y aquí ninguna de esas circunstancias se da. Son créditos que se le otorgan a pequeños, medianos y grandes empresarios agrícolas de nuestro país y por una discriminación de los bancos no permiten que ellos puedan estar afectos a TMC", enfatizó.

    Comunicó que la Comisión acordó también oficiar a BancoEstado, que es la única institución que cumple con la TMC, para que explique el argumento jurídico para aplicarla y mantenerla; y a la SBIF, para saber cuántas personas están afectas a este tipo de crédito y las tasas que los afectan.