Mi lista de blogs

jueves, 1 de diciembre de 2016

SERNAC presenta estudio junto a ISP y detecta diferencias de hasta 35 veces en el valor entre un bioequivalente genérico y su medicamento original

  • El estudio comparó las diferencias de precio entre bioequivalentes genéricos y bioequivalentes de marca y los contrastó con los valores de medicamentos originales.
  • En este contexto, el Instituto de Salud Pública (ISP) lanzó una campaña para informar acerca de la bioequivalencia con el objetivo de empoderar a los consumidores de medicamentos.
medicamentosEl Servicio Nacional del Consumidor dio a conocer un estudio de precios de medicamentos que detectó grandes diferencias entre los medicamentos originales o innovadores y  los bioequivalentes genéricos, es decir, aquellos que contienen el mismo principio activo y poseen la misma eficacia y seguridad que el original. El estudio constató que las mayores diferencias fluctúan entre un 1.110% y un 3.470% de diferencia entre los precios de los medicamentos analizados.
El medicamento que registró mayores diferencias fue el relacionado al principio activo Omeprazol de 20 mg, destinado al tratamiento de úlceras gástricas, cuyos valores fluctúan entre los $990, el bioequivalente genérico del laboratorio Chile, $12.390 el Zomepral, bioequivalente de marca también del laboratorio Chile, y $34.790 el Losec (original o innovador). Es decir, un consumidor se puede ahorrar hasta $33.800 y puede comprar hasta 35 cajas del más económico por sólo una del medicamento de mayor valor.
Otro caso que destaca en la investigación, corresponde al principio activo Azitromicina de 500 mg., producto antibiótico cuyos valores fluctúan entre los $1.100 el genérico bioequivalente, $13.990 el Azitrom (bioequivalente de marca)  y $15.490 el Zitromax, (original) lo que se traduce en que un consumidor podría comprar hasta 14 cajas del bioequivalente genérico por sólo una de Zitromax.
El Director Nacional del SERNAC, Ernesto Muñoz, destacó la importancia de que los consumidores estén informados de las diferencias de los medicamentos y sus precios para que así puedan tomar las mejores decisiones de compra. Además, explicó que al comparar el estudio con el de noviembre de 2015, se detectó que las diferencias de precios se han mantenido en el tiempo, y por ende también el beneficio hacia los consumidores que prefieren los bioequivalentes genéricos.
En este contexto, el estudio detectó que para seis principios activos, de alta demanda o destinados a tratamientos de alta prevalencia en Chile, se produjo un aumento promedio de un 21,4% entre el mes de noviembre de 2015 y septiembre de 2016. Los respectivos medicamentos originales o referentes aumentaron un 4,2% en promedio en el mismo periodo.
Tras conocerse los resultados del estudio, el ISP lanzó una campaña informativa que, a través de tres “cápsulas informativas” (videos de 1 minuto de duración cada uno), entrega información relevante y con lenguaje cercano acerca de la bioequivalencia, para lograr empoderar a la ciudadanía al momento de comprar un medicamento.
El Director del Instituto de Salud Pública, Alex Figueroa, hizo un llamado a la ciudadanía a informarse y por sobre todo a cotizar, ya que es obligación que las farmacias dispongan un listado de precios actualizados, así como el precio en cada caja de medicamento. Si hay diferencias, es la persona la que debe exigir que respeten el precio menor.
En la web del ISP además, se encuentra el listado completo de medicamentos bioequivalentes, que actualmente abarcan 1263 registros que corresponden a 169 principios activos. Revise el listado aquí: www.ispch.cl/medicamentos_bioequivalentes_
 Los temas abordados en los videos son:
  • ¿Qué son los medicamentos bioequivalentes?
  • ¿Dónde encuentro más información sobre los medicamentos bioequivalentes
  • ¿Qué hago con la información sobre los medicamentos bioequivalentes?
Las cápsulas son el resultado de un trabajo colaborativo entre el ISP y la comunidad: agrupaciones de enfermos, el Consejo de la Sociedad Civil del ISP, organizaciones de consumidores y otros, que a través de diálogos participativos trabajaron los contenidos para que resultaran cercanos y entendibles. Se espera que las cápsulas sean difundidas a través de internet, así como distintos soportes de la Red de Salud.