Los checos se casan más, pero también se divorcian más

 Ivana Vonderková
15-02-2017


Después de un cierto período en que los jóvenes preferían vivir juntos sin casarse, el matrimonio vuelve a estar de moda, aunque cerca de la mitad termina en divorcio. Seminarios, conferencias, encuentros familiares, así como programas culturales tienen lugar en estos días en Chequia en el marco de la Semana Nacional del Matrimonio.

La Fiesta de San Valentín, la de los enamorados, se ha hecho muy popular en los últimos 20 años en la República Checa, más cuando se celebra durante la Semana Nacional del Matrimonio. Esta se traza el objetivo de propagar la institución del matrimonio, así como la importancia de que los cónyuges vayan formando su relación a lo largo de toda la vida.
Desde hace un par de años los checos manifiestan un mayor interés por contraer matrimonio. El año pasado, por ejemplo, entre enero y septiembre se casaron 43.500 parejas, unas 1.700 más que durante el mismo período de 2015. La socióloga Hana Maříková considera que esto se debe en gran medida a la buena situación económica, lo que permite organizar una boda bonita, según dijo a la Radiodifusión Checa.
 ”Una boda es un ritual muy bonito que, sin embargo, en los tiempos actuales resulta ser bastante caro. La organización de un casamiento llega a costar unos 370 euros como mínimo y hasta más de 3.700 euros”.
Teniendo en cuenta que el sueldo medio en el país actualmente es de 1.000 euros, tanto más positivo resulta que las parejas no vacilen en resolver el tema financiero para compartir juntos lo bueno y lo malo que la vida les depare. Además, en comparación con la situación de hace unos 20 años, actualmente las parejas se casan a una mayor edad, alrededor de los 30 años, cuando ya se han podido realizar parcialmente en lo profesional.

No obstante, junto con el aumento del número de bodas, son cada vez más los matrimonios que terminan divorciándose. En los primeros nueve meses del año pasado se rompieron en Chequia 19.200 matrimonios, muchos de ellos con hijos menores de edad, según Petra Báčová, portavoz de la Oficina de Estadísticas Checa.
”Los divorcios afectaron en alguna medida a unos 17.500 menores, siendo más de 11.000 los matrimonios con hijos pequeños que terminaron separándose. La mayoría de los esposos se divorciaron después de nueve años de estar casados”.
Los datos estadísticos a largo plazo documentan sin embargo que un matrimonio en Chequia suele durar unos 13 años en promedio, y que uno de cada dos aproximadamente termina separándose. El motivo principal de unas tres cuartas partes de los divorcios es la diferencia de opiniones, intereses y caracteres de los cónyuges.

Fuente: Radio Praga,  http://www.radio.cz/es/rubrica/notas/los-checos-se-casan-mas-pero-tambien-se-divorcian-mas

Comentarios

Entradas populares de este blog

FALLECE ROY GARBER, UNO DE LOS PROTAGONISTAS DE LA SERIE “GUERRA DE ENVÍOS” EN A&E

EN VALDIVIA FALLECIÓ LETICIA BERGER MEIER (Q.E.P.D)