Mi lista de blogs

miércoles, 15 de marzo de 2017

Alerta de seguridad: Vehículos marca MAZDA, modelo BT-50, años 2006-2011


Importadora y Distribuidora Alameda S.A. ha informado a SERNAC una alerta de seguridad para sus vehículos marca MAZDA, modelo BT-50, comercializados en Chile entre marzo de 2006 y diciembre de 2011, debido a un defecto en el airbag del pasajero, implicando un riesgo para la seguridad de los consumidores.
Identificación del Producto: Vehículo liviano de pasajeros, de origen tailandés; según el siguiente detalle:
ModeloComercialización en ChileCantidades involucradasVIN
BT-50Marzo 2006 – Diciembre 2011Consumidores:  8.434 unidadesRevisar listado AQUÍ






Riesgo: El inflador del airbag del pasajero, tablero ubicado frente a la butaca del pasajero (copiloto), pudiera no activarse en caso de colisión, debilitando el sistema de protección en caso de accidente
Incidentes y daños observados: Conforme a lo reportado por la empresa, a la fecha no se han reportado incidentes derivados de esta condición.
Instrucciones: La empresa invita a los consumidores a acercarse al concesionario de su conveniencia para ejecutar la reparación. La medida consiste en la sustitución del detonador del airbag y tiene una duración de media hora. Este procedimiento es sin costo para el cliente.
Si usted compró o posee este producto:
  • Acuda al servicio técnico más cercano
  • En caso de dudas, contáctese directamente con la empresaa través de puntos de contacto e información a fin de conocer el procedimiento y agendar su hora para revisión y mejora.
Puntos de contacto e información
– Call Center: 600 60 33726
– Formulario de contacto: http://www.mazda.cl/sitio/contacto/
Mayor información y antecedentes (información relativa al defecto y marca; no tiene, necesariamente, igual cobertura en modelos y años que en el país referido):
Si tiene alguna duda respecto a la información de esta alerta, o ha tenido algún incidente con este producto, escríbanos a seguridaddeproductos@sernac.cl
NOTA: El presente retiro voluntario y las condiciones generales señaladas por el proveedor no le eximen de las responsabilidades que impone la Ley de Protección al Consumidor ni de las acciones que los consumidores afectados por este hecho pudiesen ejercer.