Mi lista de blogs

martes, 14 de marzo de 2017

Diputados piden al Gobierno crear un fondo de para prestaciones médicas para quienes combaten incendios

 Diputados piden al Gobierno crear un fondo de para prestaciones médicas para quienes combaten incendios

Publicado el 13 de marzo del 2017

En la resolución, los parlamentarios remarcaron que el Estado debe devolverle la mano a todas las personas que participaron en el combate al fuego, muchas veces durante varios días y sin descanso, y que tuvieron afectaciones a su salud de diversa índole.



    Solicitar a la Presidenta de la República disponer de un fondo que cubra todas las prestaciones médicas de los funcionarios de las Fuerzas Armadas, brigadistas de la Conaf, voluntarios de bomberos, estamentos del Estado, personal municipal, gobernaciones, intendencias y todos aquellos voluntarios que lo requieran, particularmente a la luz de las labores de control y extinción de incendio ejercidas en estos últimos meses, es el objetivo de la resolución 810 que fuera aprobada por 97 votos a favor, uno en contra y nueve abstenciones por la Sala de la Cámara de Diputados.

    La propuesta, ratificada el pasado martes 7 de marzo, fue planteada a la Corporación por los diputados RN Diego Paulsen, René Manuel García y Gonzalo Fuenzalida; UDI Juan Antonio Coloma y Jorge Ulloa; DC Fuad Chahin y Mario Venegas; y Amplitud Pedro Browne.

    Los legisladores recordaron que Chile enfrentó una seguidilla de grandes incendios, calificados como los más destructivos en los últimos 50 años, abarcando miles de hectáreas en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O'Higgins, Maule, Biobío, La Araucanía y Los Lagos.

    Indicaron que se mantuvieron en actividad cerca de cuatro mil personas para controlar y extinguir los incendios, incluyendo en dichas tareas a funcionarios de las Fuerzas Armadas, brigadistas de la Conaf, voluntarios bomberos, estamentos del Estado, personal municipal, empresas privadas, gobernaciones e intendencias.

    Los parlamentarios remarcaron que el Estado debe devolverle la mano a todas las personas que participaron en el combate al fuego, muchas veces durante varios días y sin descanso, y que tuvieron afectaciones a su salud de diversa índole.