En Arica vendían ilegalmente 680 kilos de limones en Terminal ASOAGRO

Los productos ingresados ilegalmente al país, sin documentación de venta y provenientes de Bolivia fueron detectados y retenidos por inspectores SAG de la Oficina Arica, cuando estaban siendo comercializados en el patio de camiones del popular centro de abastos.
 Se trataba de 34 cajas de limón, conocidos comúnmente como “Thaiti”, “Esmeralda” o “Lima Bears”, las que pesaron más de 680 kilos. Mercadería que fue evaluada en más de un millón de pesos y que es considerada de alto riesgo por ser hospedero de un sin número de plagas al no cumplir con los requisitos sanitarios respectivos.
El Director regional del SAG, Ricardo Porcel Rivera, señaló que “es de alta relevancia este tipo de retenciones, debido a que son productos de alto riesgo para la sanidad nacional. Gracias a la coordinación y fiscalización de nuestros inspectores han sido detectados y retenidos oportunamente con el objetivo de proteger nuestro patrimonio fitosanitario”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

REGISTRARON EL SÁBADO 14 DE ABRIL ACTIVIDAD EN EL VOLCÁN OSORNO

Autoridad Marítima y Sernapesca investigan varada de peces en Playas de Maullín

El corredor de Mountainbike Martín Vidaurre regresó a Chile convertido en campeón panamericano

Senado: Inician ronda de audiencias en torno a modificaciones a la Ley General de Pesca

Con el título “De humanos y gonfoterios”, Ediciones UACh estrena su nueva colección Biblioteca Hugo Campos, vinculada a materias de divulgación científica. La obra de autoría del Dr. Mario Pino, relata en primera persona su experiencia en investigación en ciencias de la tierra y en específico sus líneas de trabajo enfocadas en la reconstrucción ambiental de distintos paisajes continentales y litorales del Cuaternario.

Ministro Prokurica encabeza acción preventiva ante mayor actividad del volcán Nevados de Chillán

Crean banco de semillas y laboratorio para conservar flora nativa de Juan Fernández

La vacunación salva millones de vidas; es una de las intervenciones sanitarias de mayor éxito

Energía solar para regar, pero con cuidado