TESTIMONIO DE GERMÁN SEGURA SOBREVIVIENTE DE LA “ESMERALDA”

TESTIMONIO DE GERMÁN SEGURA SOBREVIVIENTE DE LA “ESMERALDA” 
 Por Félix Berger Mercado 

El Combate Naval de Iquique del 21 de mayo de 1879 es parte de la “Guerra del Pacífico”, que enfrentó a Chile con Bolivia y Perú, conflicto bélico que se extendió entre 1879 y 1883 y es una de las batallas de la campaña marítima. El mérito de este combate es que Chile logra una unidad, al ver a Prat luchar hasta morir. 

Arturo Prat, comandante de la “Esmeralda”, mostró el rumbo a seguir , y que tomarían las fuerzas chilenas en toda la guerra: de no rendirse jamás ante el enemigo, de no arriar nunca la bandera chilena. Un ejemplo de esto lo vemos en la Batalla de la Concepción .En otras palabras el sacrifico de Prat por Chile envalentonó a las tropas chilenas hasta el final del conflicto, fue como una regla a seguir. 

Ofrecemos a continuación dos documentos. El primero es una entrevista realizada por Tomás Gatica de la revista “Selecta” a un sobreviviente de la “Esmeralda”, el doctor Germán Segura. Mientras el segundo, se refiere a lo que dijo la prensa extranjera sobre esta batalla naval.
Veamos

DOCUMENTO N°1: “EL COMBATE NAVAL DE IQUIQUE. CONVERSANDO CON UN SOBREVIVIENTE, DR GERMÁN SEGURA”.
Por Tomás Gatica. Revista “Selecta”, mayo de 1911

“Como si las olas del mar hubiesen puesto en su cuerpo todo el vigor del agua salada, don Germán Segura, uno de los gloriosos sobrevivientes de la jornada homérica de Iquique es un viejo lozano, erguido de luminosa tez sonrosada, cuya tersura contrasta con el nevado copo de sus cabellos.

Cuando llegué a visitarlo y le insinué el motivo de mi entrevista, las pupilas de don Germán brillaron intensamente, como si los gloriosos recuerdos lo convirtiesen en un iluminado. Transcurridos treinta y dos años desde aquella memorable fecha, la portentosa hazaña de Prat , relatada con cariño por los labios del viejo sobreviviente, tenía la fuerza conmovedora de una revelación misteriosa.

Y con nervioso entusiasmo, sentado a ratos, levantándose a instantes, para dar más amplitud a su mímica, don Germán me hizo la vieja historia de aquel combate en que le cupo la gloria de formar entre los héroes; vieja y sublime historia que deseaba escuchar con todos sus detalles, algunos de los cuales, como la muerte del cuerpo de ingenieros, no han sido publicados ni dados a conocer con exactitud :

- Eran las seis de la mañana del día 21, cuando el comandante Prat divisa una humareda sospechosa. Sin pérdida de tiempo, da aviso a la “Covadonga” para que salga a reconocer la costa. Momentos después un cañonazo anuncia el peligro. Es el “Huáscar” que avanza, Prat, sin inmutarse, sin vacilar un momento, manda servir el desayuno a la tropa y, enseguida, ordena alistarse para la pelea tocando a zafarrancho de combate. Más o menos a las ocho, el “Huáscar” llega a espolonear las máquinas de la vieja corbeta, máquinas maltrechas y estropeadas, que apenas podían tomarse en cuenta.

Al primer espolonazo, el comandante Prat espada en mano, lanza el grito heroico, ¡Al abordaje muchachos! Y salta a la cubierta del monitor para caer fulminado. El bravo sargento Aldea rueda también, acribillado a balas junto al comandante; pero Aldea no muere allí, sino a los tres días después en el hospital de Iquique, en donde le habían amputado un brazo y una pierna. Los demás valientes que alcanzan a oír el grito de Prat y lo acompañan en su intrépido salto, caen al mar que les sirve de fragosa tumba. El resto de la tripulación no logró escuchar la consigna.

Muerto Prat, asume el mando de la corbeta el teniente Uribe, cuya acción valerosa mantiene el denuedo de su gente, mientras el “Huáscar” continúa espoleando a la “Esmeralda”, hasta hundirla en el fondo del océano.

Ya con los efectos del segundo espolonazo y de las balas de a 300 que el “Huáscar” dispara a flor de agua, el buque empieza a sumergirse y a anegarse los departamentos de las máquinas donde se encuentra de servicio el cuerpo de ingenieros compuesto de los oficiales Mutilla, Manterola y Gutiérrez; de los mecánicos Torres y Jaramillo ; y de todos los fogoneros. Estos buscan asilo en el entrepuente. Aquí se halla el hospital a cargo del doctor Cornelio Guzmán y de su ayudante, que era yo. Todos reunidos esperan el desenlace. El “Huáscar” se apresta para el tercer espolonazo y al verlo avanzar, todos también trepan a la escalerilla que conduce del entrepuente a la cubierta. En ese instante la granada que lanza el monitor choca contra la escalerilla y de los quince refugiados, caen catorce. Sólo yo logro esquivar las balas , detrás del palo mayor.

Enseguida la vieja “Esmeralda”, la gloriosa “Esmeralda”, desaparece cubierta por las olas, que la envuelven en inmortal sudario de espumas.

Así pereció el cuerpo de ingenieros de la nave, de cuya suerte poco o nada se ha dicho, concluyó don Germán, respirando fatigosamente y volviendo a echarse en su sillón, como si el esfuerzo de su entusiasmo le hubiese gastado los nervios

- Y enseguida ¿qué fue de los sobrevivientes?
Las lanchas del “Huáscar” nos recogieron. De mí sólo puedo decir que habiendo concluido el combate a las doce del día, apenas tuve conciencia de que vivía como a las cinco de la tarde, cuando el doctor Távara (N de la R: El doctor Távara era médico en el Monitor Huáscar”)me desataba el torniquete que me habían atado para que arrojase el agua. Pero bien recuerdo que en medio de mis adormecimientos alguien fue a sorprenderme capciosamente para preguntarme el andar de la “Covadonga”

-¿ Cuánto tiempo permanecieron en el “Huáscar”?
Sólo algunas horas. En la noche nos desembarcaron en Iquique y nos llevaron a la Intendencia, en donde nos sirvieron sandwiches y una taza de té.

- ¿ Y el cuerpo de Prat?
Ah! El cuerpo de Prat…… El cuerpo de Prat fue desembarcado en la misma lancha que nos llevaba a nosotros y recogido en Iquique por un comerciante español que se encargó de darle sepultación.

- Y de la Intendencia ¿ a dónde pasaron?
A un cuartel de bomberos. Ahí nos tuvieron algunos días, sin camas, pues los malos colchones que nos presentaron, se nos dijo que eran traídos del hospital y nadie quiso utilizarlos.

Después el “Huáscar”, burlando la vigilancia del puerto penetró sorpresivamente y una noche nos embarcaron para conducirnos al Callao y desde ahí a pelo de caballo, veinte leguas hacia adentro…

- ¿Y ahí permanecieron?
Hasta que Chile pudo canjearnos en febrero de 1880, dando trescientos soldados peruanos por los nueve sobrevivientes de la “Esmeralda”, que eran el Teniente 1º don Luis Uribe, el Teniente 2º don Francisco Sánchez, los guardiamarinas don Arturo Fernández Vial, don Vicente Zegers y don Arturo Wilson; el cirujano don Cornelio Guzmán, el contador Juan Óscar Goñi, el oficial de artillería don Dionisio Antonio Hurtado, y el que habla, cirujano ayudante Germán Segura. Todo el resto de la tripulación había perecido así como el bravo Serrano y el heroico Riquelme.

Fuente: Diario “La Prensa” de Curicó, viernes 21 de mayo de 1976
===========================================================
DOCUMENTO N° 2: PRENSA MUNDIAL COMENTA EPOPEYA DE IQUIQUE

“THE TIMES”, de Londres hacía este comentario:
“Este es uno de los combates más gloriosos que jamás haya tenido lugar. Un viejo buque de madera, casi cayéndose a pedazos, sostuvo la acción durante tres horas y media contra una batería de tierra y un poderoso acorazado y concluyó con su bandera a tope”.

Juicios semejantes emitieron los diarios de Alemania, Francia, Japón, España, Estados Unidos, Argentina y Uruguay.

“THE GLOBE”, de Londres decía al respecto:
“Los marinos chilenos gozan de la reputación de ser los más hábiles de su profesión de la costa del Pacífico y el resultado de este combate confirma esta creencia”.

“THE STANDARD, de Londres:
“Es evidente que los chilenos se batieron con extraordinario heroísmo. La Esmeralda aceptó el combate con un adversario manifiestamente superior en fuerza y al hundirse por el golpe dado por el espolón del blindado, su heroico capitán con su pequeño grupo de sobrevivientes saltó a bordo del buque enemigo y murió allí peleando noblemente.

“LE XIX SIÉCLE”, de París:
“Al mismo tiempo que el capitán de la Covadonga ha demostrado cuánta es la habilidad de los chilenos, el capitán de la Esmeralda ha dado el ejemplo de saber morir. Obligado a aceptar el combate con un enemigo formidable, negándose a rendirse, espoloneado y echado a pique, ese valiente marino se lanzó, espada en mano, a bordo del Huáscar, seguido por algunos hombres escapados del naufragio y allí, en el espacio de unos cuantos metros, se trabó una lucha encarnizada que no terminó sino con la muerte del último marinero chileno. Tales hechos de armas necesitan comentarios. Morir así, es levantarse vencedor”.

“ALGEMEINE ZEITUNG”, de Berlín:
“Van disipándose las tinieblas con que aparecía rodeada en parte, la sucesión de hechos que realizaron en la bahía de Iquique los dos buques de madera más débiles, en el ataque de los dos más formidables acorazados peruanos. Chile tiene justo motivo para estar orgulloso del nombre de esos buques y, sobre todo, de sus marinos………y por ello se ha enriquecido la historia de las guerras marítimas con uno de aquellos hechos, que a pesar de sus pequeñas dimensiones, son radiantes, casi fenomenales y que siempre aparecerá como un punto luminoso en sus anales”.

“THE NEY YORK HERALD TRIBUNE”:
“…….el valiente Prat y sus hombres, son tales como Chile y el mundo entero los cree: verdaderos héroes”.

“THE SUN” , de Nueva York:
“Una vez más el blindado espoloneó a la “Esmeralda” y casi inmediatamente esta comenzó a hundirse con toda su gente disparando sus cañones hasta que el agua los cubrió. Todos se hundieron gritando ¡Viva Chile!. Lo último que se vio del viejo cascarón fue la bandera chilena flameando”.

“LA TRIBUNA”, de Buenos Aires:
“Arturo Prat ha sido un héroe y batalló hasta perder su vida en defender a su patria. La “Esmeralda” era un bote al lado del “Huáscar”, y sin embargo, Prat no midió la distancia inmensa que separaba el poder de una nave y de la otra. Luchó, y cuando tuvo seguridad que el pabellón chileno no caería en poder del enemigo, porque lo entregaba a la profundidad del océano, saltó al “Huáscar” y selló con su sangre la gloria de la jornada. Rendimos un homenaje al heroísmo de Arturo Prat, colocando su retrato al frente de nuestras columnas”.

“LA REPÚBLICA” de Buenos Aires:
“En presencia de la conducta sublime en el heroísmo, en la resolución y en valor del comandante Prat de la corbeta chilena “Esmeralda” tenemos una palabra entusiasta de admiración al hombre que ha sabido ser héroe y mártir glorificando su patria con la sublimidad de su martirio. Que el respeto de la América republicana entone funerales sobre su tumba y los que tengan que batirse a la sombra de sus banderas se inspiren en el heroísmo de Prat”.

“LA NACIÓN” de Montevideo:
“Un pueblo que consuma hechos y acciones como los que hemos relatado, es un pueblo que merece respeto, las simpatías universales y el asombro de todo el mundo. Ese es pues un pueblo inconquistable.

Europa estamos seguros y pronto lo sabremos, se inclinará enternecida ante los recuerdos de esos sublimes héroes chilenos y reverenciando y divinizando sus nombres a tan inmensa distancia, enviará a Chile los testimonios de su admiración profunda y de las lágrimas que tan cruento sacrificio hace derramar.

El mundo no ha presenciado jamás combate igual. En presencia de una tumba de héroes, por ahora lo único que el deber y el corazón libre mandan es inclinarse ante ella y como hermanos de esos sublimes héroes chilenos , regarlas con nuestras lágrimas, y puesto que su gloria es inmortal, es gloria americana y, por consiguiente gloria también oriental”.

Fuente: Diario “La Prensa” de Curicó, viernes 21 de mayo de 1976

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASTRONOMÍA:Primera luz de ESPRESSO — el buscador de planetas de nueva generación. El espectrógrafo ESPRESSO (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanet and Stable Spectroscopic Observations, espectrógrafo echelle para exoplanetas rocosos y observaciones espectroscópicas estables) ha realizado con éxito sus primeras observaciones. Instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, ESPRESSO detectará exoplanetas con una precisión sin precedentes buscando los minúsculos cambios en la luz de sus estrellas anfitrionas. Por primera vez, una máquina para cazar planetas será capaz de combinar la luz de los cuatro telescopios VLT.

Puerto Montt: Último Café Científico 2017 de la Universidad Austral de Chile se referirá al Cáncer de Mama y como Prevenir

FERIA DE NAVIDAD PUERTO OCTAY 2017. Del 8 al 10 de diciembre en el Museo "El Colono"

Estudio del SERNAC: diferencias de hasta 227% en pasajes de buses interurbanos previo a fin de semana largo

Senado: Transparencia del mercado del suelo: se abre debate en particular

Armada: Batallón “Aldea” dio por finalizado su ciclo de entrenamiento de combate

Doce elementos inscritos en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

República Checa: Una medicina para el alcoholismo podría combatir al cáncer