Países de América Latina acuerdan avanzar en mayores capacidades técnicas y de fiscalización para combatir la pesca ilegal a nivel regional





 A través de la creación de una red regional de cooperación, representantes trabajarán en la asistencia técnica y capacitación para el desarrollo de acciones en conjunto destinadas a prevenir, desalentar y eliminar este fenómeno mundial.



Un llamado a la unión y a la cooperación técnica regional para el fortalecimiento de las acciones de fiscalización hicieron esta mañana los representantes de América Latina que participaron de la primera gira internacional sobre pesca ilegal no declarada y no reglamentada.



Encuentro organizado por el Gobierno de Chile -a través de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura- y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que reunió esta semana a países de Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú y República Dominicana, para avanzar de manera coordinada en la implementación de acciones descritas en el acuerdo sobre las Medidas del Estado Rector del Puerto, tratado internacional promovido por FAO que busca acabar con este problema.



Durante el taller realizado en la ciudad de Valparaíso, representantes de América Latina pudieron conocer en terreno las estrategias nacionales y los procedimientos de monitoreo y vigilancia que cuenta Chile para el control de la pesca ilegal en sus aguas, así como de los instrumentos legales y normativos para enfrentar este fenómeno.



Al respecto, el subsecretario de la cartera de pesca y acuicultura, Pablo Berazaluce indicó que a través de la creación de esta red regional de cooperación, “avanzamos hacia una política de integración que fortalece no solo nuestras capacidades técnicas, de fiscalización y desarrollo interinstitucional, sino que extiende nuestro compromiso con la sostenibilidad de los océanos. Hoja de ruta definida por la FAO, que contempla un enfoque ecosistémico, basado en la conservación de las pesquerías, la educación de las comunidades y el cuidado de los océanos”.





Para el representante experto de la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA), Reinaldo Morales, el balance de esta gira técnica es altamente positivo, “hemos podido observar cómo a través de la sinergia interinstitucional y con el sector privado, Chile ha podido avanzar en el combate y desaliento a la pesca ilegal no declarada y no reglamentada. Es un ejemplo para la región, pero un ejemplo que podemos compartir y que indiscutiblemente unidos podemos hacer un mayor esfuerzo para combatir este flagelo”.



La pesca ilegal es una de las actividades económicas más rentables en el mundo y una de las principales amenazas para la sostenibilidad de los recursos pesqueros globales. Según estudio de la FAO, la pesca ilícita puede representar hasta 26 millones de toneladas de pescado al año, lo que equivale a más del 15 % de la producción total anual de la pesca de captura en el mundo.



A nivel nacional, estimaciones del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) evidencian que la pesca ilegal en Chile afecta principalmente a la pesquería de merluza común, algas pardas, merluza austral, congrio dorado, pelágicos pequeños y bacalao de profundidad. En el caso de la merluza común, solo una de cada cuatro proviene de la pesca legal.



Para el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, esta cita es un avance importante para la creación de vínculos con las autoridades pesqueras de la región que fortalezcan el combate a la pesca ilegal en la región.

“Como Sernapesca fuimos parte con nuestros profesionales del trabajo teórico y práctico, incluso con visitas a puertos pesqueros para mostrar faenas de fiscalización, y las conclusiones son la necesidad evidente de poder generar una red que mantenga comunicaciones entre los diversos países, poder fomentar la capacitación entre países y Chile en esto pretende colaborar poniendo a disposición toda su experiencia para armar estos cursos y trabajar con los países que lo soliciten mediante la FAO”, concluyó.



El control de la pesca furtiva es clave para la conservación de los recursos marinos, especialmente para los medios de vida de las comunidades costeras vulnerables que dependen directamente de esta actividad económica.



Durante la gira de Cooperación Sur Sur, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) de Chile, expusieron sobre acciones adoptadas por el país para velar por el cumplimiento de la actividad pesquera nacional, así como las medidas adoptadas sobre los puertos situados en territorio nacional para el combate de la pesca ilegal.



 Instrumentos para el combate a la pesca ilegal



Entre los principales instrumentos para enfrentar la pesca ilegal, Chile forma parte del Acuerdo Medidas del Estado Rector del Puerto, primer tratado internacional de carácter vinculante centrado específicamente en el problema de la pesca ilegal.



Entre las medidas del acuerdo, se señala que un buque extranjero que solicita hacer uso de un puerto en un país que ha firmado el acuerdo deberá someterse a la revisión de su carga de productos pesqueros, para comprobar que las zonas, equipo de pesca, volúmenes de captura y especies han sido autorizadas.



 Alejandro Flores, Oficial de Pesca y Acuicultura de la FAO, señaló que “Chile fue uno de los primeros países en adherir el tratado en 2012 y ratificarlo en 2016. Esto da cuenta del compromiso que tiene el país y el gobierno de combatir la pesca ilegal y además apoyar a los países de la región compartiendo su experiencia en la implementación de los acuerdos internacionales para combatir en conjunto este problema”.



Por su parte, las autoridades nacionales destacaron que Chile ha adoptado una serie de acciones tendientes a velar por el cumplimiento de dichas medidas por parte de la actividad pesquera en el área jurisdiccional, así como con políticas de uso para autorizar el ingreso a puertos chilenos de naves pesqueras y de naves de apoyo de pabellón extranjero.



Meta 2030: Poner fin a la pesca ilegal



La Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, adoptada por la comunidad internacional, en cuanto a la conservación y uso sostenible de los océanos y humedales, incluidos los recursos hídricos continentales, en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 establece como meta “para 2020 reglamentar eficazmente la explotación pesquera y poner fin a la pesca excesiva, la pesca ilegal, la pesca no declarada y no reglamentada y las prácticas de pesca destructivas”.



“El desafío que asumieron los países de erradicar la pesca ilegal se logrará con acciones concretas y coordinadas a nivel nacional, pero también mediante un trabajo conjunto y de cooperación entre países. Es por eso que FAO felicita a Chile y a los países de la región que han participado de esta gira técnica, ya que es un acto concreto para lograr la erradicación de la pesca ilegal”, indicó Alejandro Flores, Oficial de Pesca y Acuicultura de la FAO.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proyecto INIA impulsará la producción de insectos benéficos en liceos agrícolas de la Región del Maule

En dependencias de la Casa del Campesino, en la comuna de Carahue, se realizó una reunión técnica para analizar los primeros avances del proyecto “Mejoramiento y rescate del recurso genético valioso del poroto Manteca”

El Tiempo para mañana sábado 12 de agosto de 2017

Diputados aprueban establecer el primer lunes de octubre como el Día del Feriante

Senado: En sesión/taller debatieron “el mejor camino” para terminar con la brecha salarial entre hombres y mujeres

El equipo de vóleibol damas del Colego Alemán de Temuco obtuvo el segundo lugar en el Campeonato Liga Naciones que se realizó desde el 4 hasta el 6 de agosto en el Gimnasio del Colegio Alemán.