Genetistas de INIA visitan Rusia para conocer materiales genéticos que se adapten al cambio climático y traerlos a Chile

Genetistas de INIA visitan Rusia para conocer materiales genéticos que se adapten al cambio climático y traerlos a Chile

La comitiva viajó a la provincia de Kasnodar donde intercambiaron experiencias con científicos del Centro Federal Científico del Cáucaso del Norte de Frutales, Viticultura y Vinicultura. Ambas instituciones preparan un convenio de colaboración para ampliar la base genética de los programas de mejoramiento de diferentes especies frutales en Chile.

Por  Federico Bierwirth 
El cambio climático propone nuevos desafíos en la búsqueda de variedades que se adapten a las condiciones que día a día se van modificando. En ese contexto, el intercambio de material genético entre países con climas diferentes surge como una opción interesante. Con ese objetivo, una delegación de investigadores y profesionales de INIA del área de mejoramiento genético visitaron la provincia de Kasnodar en el extremo sur de Rusia, para conocer los materiales  y a los investigadores que trabajan en el Centro Federal Científico del Cáucaso del Norte de Frutales, Viticultura y Vinicultura.
La comitiva de INIA estuvo compuesta por el Dr. Gabriel Selles, Coordinador del Programa Nacional de Fruticultura de INIA, Dra. Paola Barba, Genetista en vides de INIA La Platina, Dr. José Manuel Donoso, Genetista de cerezos y Dr. Pablo Grau, Genetista en manzano de INIA Quilamapu. El viaje se realizó a través de una propuesta técnica financiada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y el INIA. La gira se llevó a cabo entre los días 1 y 8 de julio y su objetivo fue ver qué cultivares de manzana, cerezo o uva podrían aportar desde Rusia, para ampliar la base genética de los programas de mejoramiento en Chile, aprovechando la amplia gama de variedades propias que existen en ese país, y su cercanía relativa a los centros de origen de las especies en cuestión
Evgeniy Alexeevich Egorov, Director del Centro Federal Científico del Cáucaso del Norte de Frutales, Viticultura y Vinicultura, recibió a la delegación chilena y junto a los investigadores del Centro visitaron la finca “Tsentralnoe”, donde se ubican plantaciones de plantas madres de portainjertos de frutilla, un vivero de frutales, así como plantaciones experimentales fijas de manzanos y cerezos, entre otros. Además, recorrieron los diferentes laboratorios del Centro Federal Científico, en especial el de investigaciones genéticas.
Durante la visita se llevaron a cabo mesas redondas, en las cuales se hablaron temas de actualidad en relación al mantenimiento de la base científica para los sectores de frutales y vitivinicultura, y las perspectivas de una cooperación futura entre ambas instituciones.
Gabriel Sellés, Coordinador del Programa Nacional de Fruticultura de INIA siente que hay buenas expectativas pensando en un futuro programa de colaboración con Rusia a través del intercambio de material genético y de profesionales. “Hoy día lo que requieren los programas de mejoramiento genético es aumentar su diversidad genética. Hoy tenemos la opción de la variabilidad y el cambio climático, por lo que es bueno abrirse a otras condiciones climáticas que no se hayan explorado antes como es el caso de Rusia. Por ejemplo, allá vimos variedades de manzanas resistentes a venturia, una cepa distinta a la que hay en Chile. En uva de mesa hay algunas variedades apirenas que podrían ser un material interesante por su tolerancia a enfermedades fungosas, sequía y heladas tempranas. Esto amplía en una nueva dimensión la disponibilidad de genes para los programas de mejoramiento de manera que sean distintos de lo que tiene la mayor parte de los programas que manejamos acá”, sostiene Sellés.
De esta forma, Kransodar se aspecta como un sitio idóneo para el intercambio de material genético entre Chile y Rusia, pues cuenta con un clima con inviernos y primaveras frías y veranos muy calurosos, contrastando con el clima chileno, pero no muy diferente de cómo podría llegar a ser en unos años más. La visita de los científicos del INIA finalizó por los preparativos de la firma de un convenio de cooperación científica-técnica en Investigación e intercambio de material genético; Mejoramiento genético de manzanos, cerezos y uva de mesa; Tecnologías del genoma en el mejoramiento genético de frutales y vides; y de Cambio climático y su impacto en los ciclos biológicos del desarrollo de las plantas, entre otros temas, sellando así una cooperación conjunta  en el campo del sector agropecuario que promete grandes resultados a futuro.



Comentarios

Entradas populares de este blog

ASTRONOMÍA:Primera luz de ESPRESSO — el buscador de planetas de nueva generación. El espectrógrafo ESPRESSO (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanet and Stable Spectroscopic Observations, espectrógrafo echelle para exoplanetas rocosos y observaciones espectroscópicas estables) ha realizado con éxito sus primeras observaciones. Instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, ESPRESSO detectará exoplanetas con una precisión sin precedentes buscando los minúsculos cambios en la luz de sus estrellas anfitrionas. Por primera vez, una máquina para cazar planetas será capaz de combinar la luz de los cuatro telescopios VLT.

Puerto Montt: Último Café Científico 2017 de la Universidad Austral de Chile se referirá al Cáncer de Mama y como Prevenir

FERIA DE NAVIDAD PUERTO OCTAY 2017. Del 8 al 10 de diciembre en el Museo "El Colono"

Estudio del SERNAC: diferencias de hasta 227% en pasajes de buses interurbanos previo a fin de semana largo

Senado: Transparencia del mercado del suelo: se abre debate en particular

Armada: Batallón “Aldea” dio por finalizado su ciclo de entrenamiento de combate

República Checa: Una medicina para el alcoholismo podría combatir al cáncer

Doce elementos inscritos en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad