Palma Chilena ingresa a proceso para ser reclasificada a “En Peligro de Extinción”. CONAF entregó una solicitud al Comité de Clasificación de Especies del Ministerio de Medio Ambiente, donde resalta los factores que actualmente amenazan la supervivencia de esta emblemática planta monocotiledónea.El director regional del CONAF Valparaíso, Héctor Correa, explicó que “la solicitud al Comité de Clasificación de Especies se fundamentó en tres amenazas que afectan de forma creciente a la Palma Chilena: la extracción desmesurada de semillas o ‘coquitos’; la presencia de ganado, que se alimenta de los brotes; y los incendios forestales, que dañan al bosque acompañante”.



Conaf
La Corporación Nacional Forestal (CONAF) entregó una ficha técnica con los antecedentes por los que, a juicio de los profesionales del departamento de Áreas Silvestres Protegidas de la institución, la Palma Chilena (Jubaea chilensis) debe cambiar de categoría de conservación “Vulnerable” a “En Peligro de Extinción”, al Comité de Clasificación de Especies del Ministerio de Medio Ambiente, entidad multisectorial que aceptó la solicitud formal.

Durante el año 2008, esta emblemática planta monocotiledónea adquirió la categoría de conservación “Vulnerable”, debido a que, de acuerdo a diferentes estudios científicos, su zona de ocupación disminuyó aproximadamente en un 50 % en los últimos 300 años, fundamentalmente, producto de la tala para la extracción de miel y la construcción de viviendas.

No obstante, para la Corporación, actualmente este ejemplar enfrenta un escenario aún más complejo, con nuevos elementos que ponen en riesgo su supervivencia, por lo cual resulta necesario incrementar o modificar los instrumentos de acción que permiten reforzar su protección.

En esa línea, el director regional del CONAF Valparaíso, Héctor Correa, explicó que “la solicitud al Comité de Clasificación de Especies se fundamentó en tres amenazas que afectan de forma creciente a la Palma Chilena: la extracción desmesurada de semillas o ‘coquitos’; la presencia de ganado, que se alimenta de los brotes; y los incendios forestales, que dañan al bosque acompañante”.

Agregó que “estos factores están provocando un envejecimiento de los palmares del país, al no permitir una regeneración natural o reclutamiento que permita la continuidad de la especie en el tiempo”.

Finalmente, Correa sostuvo que el requerimiento “se enmarca dentro de las estrategias adoptadas por CONAF, a partir del trabajo de planificación realizado en el Parque Nacional La Campana, basado en los estándares abiertos para la conservación, cuyo plan de manejo fue terminado recientemente y enviado para su revisión y aprobación este año”.

Cabe consignar que el comité evaluará la situación de 56 especies: 16 hongos y líquenes, 30 animales y 10 plantas. Este proceso se extenderá por alrededor de seis meses, para dar paso a una consulta ciudadana y finalmente definir el eventual cambio de categoría de conservación.

Compartir

Comentarios

Entradas populares de este blog

Estudio detecta diferencias de más de $54 mil entre un bioequivalente genérico y el medicamento original

EN EMOTIVA EUCARÍSTÍA CLUB DE LEONES DE LLANQUIHUE DESPIDIÓ A SU SOCIO VÍCTOR GONZÁLEZ SERRANO (Q.E.P.D)

Nieve en el Sahara

Temperaturas extremas registradas jueves 11 de enero de 2018

Para los días de la visita del Papa, CONAF contará en la Región Metropolitana, como respuesta de primera línea en caso de ocurrencia de incendio forestal, con 18 brigadas y 5 aeronaves, mientras que para la visita en La Araucanía, con 23 brigadas y 6 aeronaves. Además, en las regiones de Valparaíso, O´Higgins, Maule, Biobío y Los Ríos, se dispondrá de un total de 110 brigadas y de 28 aeronaves, de segunda respuesta.

El Tiempo para mañana martes 16 de enero 2018

Alerta de Seguridad: Vehículos Kía Carnival (YP) y Frontier (PU), año 2017, debido a un defecto en el sistema de frenos, implicando un riesgo para la seguridad de los consumidores.

Masiva participación de marinos triatletas en el Ironman 70.3 de Pucón

Senado: Comisión Mixta da luz verde a norma sobre convivencia vial fijando el límite de velocidad urbana en 50 kilómetros por hora