Un pequeño satélite experimental ha recogido con éxito y entregado datos sobre una medida clave para predecir los cambios en el clima de la Tierra.El CubeSat RAVAN diseñado para medir la cantidad de energía solar y térmica reflejada que se emite en el espacio, RAVAN emplea dos tecnologías que nunca antes se han utilizado en una nave espacial en órbita: nanotubos de carbono que absorben la radiación de salida y un cuerpo negro de cambio de fase de galio para la calibración.

09.08.17.- Un pequeño satélite experimental ha recogido con éxito y entregado datos sobre una medida clave para predecir los cambios en el clima de la Tierra.
El CubeSat RAVAN, fue lanzado a la órbita baja terrestre el 11 de Noviembre de 2016, con el fin de probar nuevas tecnologías que ayudan a medir el desequilibrio de la radiación de la Tierra, que es la diferencia entre la cantidad de energía del Sol que llega a la Tierra y la cantidad que se refleja y se emite de vuelta al espacio. Esa diferencia, estimada en menos el uno por ciento, es responsable del calentamiento global y del cambio climático.
Diseñado para medir la cantidad de energía solar y térmica reflejada que se emite en el espacio, RAVAN emplea dos tecnologías que nunca antes se han utilizado en una nave espacial en órbita: nanotubos de carbono que absorben la radiación de salida y un cuerpo negro de cambio de fase de galio para la calibración.
Entre los materiales más negros conocidos, los nanotubos de carbono absorben virtualmente toda la energía a través del espectro electromagnético. Su propiedad absorbente los hace adecuados para medir con exactitud la cantidad de energía reflejada y emitida desde la Tierra. El galio es un metal que se funde - o cambia de fase - en torno a la temperatura del cuerpo, por lo que es un punto de referencia coherente. Los radiómetros de RAVAN miden la cantidad de energía absorbida por los nanotubos de carbono y las células de cambio de fase de galio monitorean la estabilidad de los radiómetros.
RAVAN comenzó a recolectar y enviar los datos de radiación el 25 de Enero y ahora ha estado operativo mucho más allá de su período original de misión de seis meses.

"Hemos estado haciendo mediciones de la radiación de la Tierra con los nanotubos de carbono y haciendo calibraciones con las células de cambio de fase de galio, así que hemos cumplido con éxito nuestros objetivos de misión", dijo el investigador principal Bill Swartz del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Laurel, Maryland. Él y su equipo ahora están monitoreando RAVAN a largo plazo para ver cómo el instrumento cambia con el tiempo y también están realizando el análisis de datos y comparando sus medidas con simulaciones de modelo existentes de radiación saliente de la Tierra.
Si bien la demostración de tecnología comprende un solo CubeSat, en la práctica una misión RAVAN en el futuro operaría muchos CubeSats en una constelación para medir la energía saliente de la Tierra se encuentran actualmente a bordo de unos grandes satélites y, aunque tienen una alta resolución espacial, no pueden observar el planeta entero simultáneamente, como la haría una constelación de CubeSats RAVAN.
"Sabemos que la radiación saliente de la Tierra varía mucho con el tiempo dependiendo de variables como nubes o aerosoles o cambios de temperatura", dijo Swartz. "Una constelación puede proporcionar una cobertura global, 24/7, que mejorará estas mediciones." 
Los satélites pequeños , incluyendo los CubeSats, están desempeñando un papel cada vez más importante en la exploración, demostración de tecnología, investigación científica e investigaciones educativas en la NASA, incluyendo: exploración del espacio planetario; observaciones de la Tierra; ciencia fundamental de la Tierra y del espacio; y el desarrollo de instrumentos científicos precursores como las comunicaciones láser de vanguardia, las comunicaciones de satélite a satélite y las capacidades de movimiento autónomo.

El CubeSat RAVAN ha demostrado con éxito nuevas tecnologías para medir la cantidad de energía solar y térmica reflejada que se emite en el espacio. Image Credit: Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory

Fuente: NASA



Comentarios

Entradas populares de este blog

Investigación del INIA permitió detectar producción de vinos con variedad Bonarda en Río Puelo: En los alrededores del lago Puelo, en un parque natural llamado Tagua Tagua en la región de los Lagos, se descubrió la presencia de una parra asilvestrada enrollada a un ciprés milenario.

El candidato presidencial independiente, José Antonio Kast, tras participar del debate presidencial de la Archi pidió a la opinión pública que lo ayude a pasar a segunda vuelta

Llanquihue: El 13 de octubre autoridades de Bomberos de Chile visitaron el terreno de aproximadamente 23 hectáreas donde se construirá el esperado Centro de Entrenamiento Campus Sur, y que estará ubicado en el sector Pellines de la comuna de Llanquihue en la Región de Los Lagos. Asimismo, se aprovechó la oportunidad para planificar los primeros trabajos con miras a la colocación de la primera piedra, programada para el 2 de diciembre del presente año.

LOCALES DE VOTACIÓN REGIÓN METROPOLITANA

CANOTAJE CHILENO BRILLÓ EN PANAMERICANO EN ECUADOR . Retornaron con 11 medallas de oro, 12 de plata y 2 bronce. Tras el recuento final de medallas nuestro país en el medallero general se posicionó en el tercer lugar, 1° Argentina y 2° Canadá

VALDIVIA: Realizaron Primer Seminario Internacional de Patrimonio Ferroviario

Gope se suma a búsqueda de turista alemana desaparecida en Parque Torres del Paine

Senado: Recursos para el Ministerio de Educación: avanzan en programas de Subsecretaría y esperan propuesta por gratuidad

Telescopios de ESO observan la primera luz de una fuente de ondas gravitacionales. Estrellas de neutrones fusionándose dispersan oro y platino en el espacio

FALLECE ROY GARBER, UNO DE LOS PROTAGONISTAS DE LA SERIE “GUERRA DE ENVÍOS” EN A&E