Falta de riego afecta cultivos de poroto en zona centro sur

Foto INIA

Falta de riego afecta cultivos de poroto en zona centro sur

El cultivo del poroto se encuentra al final de cosecha en las regiones de Maule, Ñuble y Biobío. Investigador de legumbres de INIA Quilamapu destaca necesidad de invertir en pozos zanja para tener riego constante durante todo el periodo de crecimiento hasta que el grano esté formado.

Por  Hugo Rodríguez / Inia Quilamapu     
“Estamos finalizando el periodo de desarrollo del cultivo del poroto y éste se ha visto afectado por la falta de agua en su última etapa” indicó el investigador y especialista en leguminosas de grano de INIA Quilamapu, Kianyon Tay, haciendo mención a la poca disponibilidad de agua de riego, necesaria para completar el crecimiento de los granos.
El ingeniero agrónomo agregó que la escasez de riego en la zona productiva de porotos (regiones del Maule, Ñuble y Biobío), empezó a notarse con fuerza a fines de enero y principios de febrero “que es justo el momento en que el poroto necesita agua porque está en periodo de floración y llenado de vaina”. Explicó que esta falta de riego puede incidir en un menor número de vainas por planta, y menor formación de granos, lo que se reflejará en una escasez de rendimiento.
Tay recalcó que cuando existe escasez hídrica intermitente en el cultivo del poroto, es decir cuando sólo existe riego inicial, “podemos tener pérdidas de entre un 40 y 50%, lo que se incrementa cuando la falta de agua se produce en la etapa en que se tiene que llenar la vaina”.
Para evitar que esto ocurra, el investigador de INIA Quilamapu recomienda a los productores invertir en la construcción de un pozo zanja con retroexcavadora, lo que “considera una costo de 300 a 400 mil pesos, inversión que aunque no menor, debe asumir el productor, pero que se paga con creces en el tiempo”.
El especialista en el cultivo de legumbres sostuvo que la meta para un productor promedio es obtener entre 18 y 20 quintales por hectárea “para que los números no sean rojos en su economía”. Destacó la necesidad de contar con en la etapa del llenado de vaina para no tener pérdidas. “Cuando las temperaturas exceden constantemente los 30 grados, lo ideal es regar una vez por semana o lo más cercano a eso si no se dispone de mucha agua”.
El investigador de INIA Quilamapu aclaró que si no se hace un riego oportuno, siempre el cultivo va a acusar la falta de agua que no tuvo, lo que se refleja en una merma del rendimiento. “Ya hay señales de productores que han sufrido problemas en los cultivos lo que se aprecia por la falta de crecimiento del follaje y plantas que se pusieron amarillas y se perdieron”.
Por último, el especialista de INIA también advirtió que no se debe descuidar el control de la polilla del poroto que se aprovecha del estrés hídrico de las plantas. “Si ve ejemplares volando, debe hacer una aplicación química para evitar su propagación”.
Cabe señalar que la mayor presencia de productores de porotos se concentra en la Región del Maule con una superficie total que bordea las 6 mil hectáreas. Le siguen Ñuble con 2 mil 500 hectáreas y Biobío con 2 mil.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

Las 3 banderas de Chile

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019