INIA celebra tijerales de nueva construcción de Centro Experimental Huasco

INIA celebra tijerales de nueva construcción de Centro Experimental Huasco

300 millones de inversión para el nuevo Centro Experimental
Por Estefanía González, Periodista INIA de Oficina Técnica del Limarí. 

Como parte del proceso de construcción del nuevo Centro Experimental de Investigación del Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA, Intihuasi en la Región de Atacama, INIA celebró los tradicionales “tijerales”.

La actividad, marca un hito en la construcción del edificio.

Verónica Arancibia, encargada del Centro Experimental Huasco destacó la actividad puesto que “es una actividad típica en las construcciones”.

Sobre la importancia de las nuevas dependencias Arancibia explicó que “es una buena oportunidad para potenciar nuestro Centro”.

“Estamos desarrollando mucho el área de alimentos que es un área que se está desarrollando fuerte en el país, entonces contar con infraestructura para poder albergar tanto al capital humano como a los equipos que tenemos para nosotros es bastante importante y relevante” agregó la encargada del recinto.

Constanza Jana, Directora Regional de INIA Intihuasi, destacó la actividad. “Hoy día lo que celebramos fueron los tijerales que es una actividad bastante típica de todas las construcciones, entonces decidimos celebrarlo con los trabajadores que es un grupo de más o menos 17 personas”.

La directora además resaltó la inversión en la nueva infraestructura. “El Centro Experimental Huasco es súper importante, al principio no tenían un espacio físico para trabajar, con oficinas muy pequeñas y muy pocos accesos. Ahora va a tener un edificio de casi 300 metros cuadrados, como corresponde, con varias oficinas y con un laboratorio. Entonces nosotros estamos súper agradecidos de poder contar con esta infraestructura para nuestro Centro”.

Nuevo edificio

Las nuevas dependencias permitirán enfrentar de mejor manera los desafíos y demandas del sector agroalimentario en la Región de Atacama, donde INIA ha estado trabajando desde 1993 especialmente para atender las necesidades de mejoramiento tecnológico, productivo y de rentabilidad para el sector agropecuario.

Durante los últimos años, los investigadores se han centrado principalmente en el rubro olivícola, gracias a que en sus instalaciones se encuentra el único Banco Vivo de Germoplasma en Chile, que dispone de 38 variedades de olivos, tanto para la producción de aceite de oliva como de aceitunas de mesa. También en los últimos años ha apostado a trabajar en hortalizas y en la incorporación de Quínoa como un cultivo a desarrollar en Atacama.
La inversión en las nuevas dependencias asciende a los 300 millones de pesos, las que mejorarán las condiciones del trabajo en Investigación y de transferencia, materializando, de este modo, el compromiso de INIA con el desarrollo productivo de la Región de Atacama y sus productores.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

Las 3 banderas de Chile

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019