El Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Edmundo González Robles, encabezó la ceremonia de ascenso de los Vicealmirantes y Contraalmirantes que integrarán el Alto Mando Naval 2012, actividad llevada a cabo este jueves 29 de diciembre en el Salón Prat del Edificio Armada de Chile.










El acto contó con la presencia del Obispo Castrense, Monseñor Juan Barros Madrid, los miembros del Alto Mando Naval e invitados especiales







En la ocasión, ascendieron al grado de Vicealmirante los Contraalmirantes Cristián de la Maza Riquelme y Kenneth Pugh Olavarría; en tanto que a Contraalmirante ascendieron los Comodoros José Miguel Zavala Cornejo, Julio Leiva Molina, José Miguel Rivera Sariego, Rodrigo Álvarez Aguirre, Pablo Müller Contreras, y los Capitanes de Navío Arturo Undurraga Díaz, Kurt Hartung Sabugo y Harald Sievers Zimmerling.













Al dirigirse a los presentes, el Almirante González se refirió a la investidura de los nuevos Contraalmirantes expresando que "en esta ocasión, ocho distinguidos Oficiales Superiores, entre Comodoros y Capitanes de Navío, se incorporan a la condición de Oficiales Generales, tras haber sido elegidos para colaborar con este Comandante en Jefe en la superior dirección de la Institución, en funciones de jerarquía tal en que deberán confirmar sus cualidades hasta ahora demostradas, las que significaron su selección, y en que seguirán poniendo a prueba sus atributos profesionales y humanos en cargos constitutivos de compromisos y deberes asumidos de cara al destino institucional y el futuro de la Nación".







Finalizó su intervención agradeciéndoles "por vuestra entrega al renovarles, junto a mi confianza, la certeza en que unidos en elevados propósitos comunes proseguiremos en el Alto Mando Naval haciendo Patria en el mejor sentido en que Chile nos lo demande".







Seguidamente, el Comandante en Jefe de la Armada hizo entrega del sable que inviste a los Oficiales Superiores como Contraalmirantes y, posteriormente invistió a los nuevos Vicealmirantes a quienes impuso, además, la condecoración "Orden del Mérito Naval" en el grado de Comendador, concedida esta última en merito a su actitud, decidida entrega y fomento de los intereses que identifican a la Armada de Chile, y por su contribución y participación en el desarrollo de las actividades que han permitido el cumplimiento de la misión institucional.



Luego, Monseñor Barros procedió a bendecir las espadas de los nuevos integrantes del Alto Mando Naval.













Posteriormente, el Vicealmirante De la Maza, a nombre de los nuevos Vicealmirantes y Contraalmirantes, se dirigió a los presentes, manifestando que "asumimos esta nueva condición, conscientes de la responsabilidad que significa, enfrentados a un desafío que sabemos no es menor y del cual se nos exigirá dar cuenta ante nuestros subordinados, nuestro Comandante en Jefe, nuestras autoridades y nuestros conciudadanos".







Expresó también que "sabemos que más allá de los honores del rango, el ser Almirante de la República representa un deber de servicio incondicional a nuestra Patria y nuestra Armada, un deber para el cual se espera de nosotros excelencia profesional, fortaleza moral, liderazgo, ejemplo y carácter entre otras virtudes y capacidades".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos

Buzos de la Armada apoyan retiro de más de una tonelada de basura en el Lago Llanquihue

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO