Documento: Hábitat rural de los colonos alemanes .

Documento: Hábitat rural de los colonos alemanes .
  A la llegada de los colonos alemanes la zona estaba débilmente poblada. Los pobladores eran indígenas en su mayoría, y si bien algunos chilenos pudieron exhibir títulos de propiedad al momento de iniciarse la colonización, ellos no explotaban sus tierras.
 La mayor parte del territorio estaba cubierta de pantanos y bosques impenetrables.
 Para comenzar  los colonos recibieron alrededor de 100 hectáreas. Posteriormente compraron nuevas tierras y fueron transformando el paisaje de bosque en un paisaje mixto de praderas, tierras de cultivos y bosques. Aun cuando integraron algunos elementos del Núcleo Central como por ejemplo el inquilinaje, estas explotaciones no perdieron nunca por completo el carácter de explotaciones familiares, en el sentido de la participación directa de los miembros de la familia en los trabajos agrícolas. Salvo  algunas excepciones , estos fundos no alcanzaron las dimensiones de la gran propiedad entre el río Aconcagua y el Biobío, sino que quedaron en promedio entre las 100 y las 500 hectáreas.
  Los alemanes imprimieron su sello  particular en la zona, lo que se manifiesta  en el estilo de la casa de campo que es su residencia permanente, en la apariencia del campo, en general, y en los métodos de cultivo. Su influencia se deja notar en las explotaciones de chilenos y mapuches, principalmente en la imitación de algunos elementos de la casa.
   El chalet alemán se caracteriza  por su construcción de dos pisos, por sus techos empinados y los salientes con  ventanas , que tienen por objeto aprovechar algunos  espacios del entretecho. Se distingue de las otras casas de campo porque siempre está pintado, de tal manera que  contraste con el medio que lo rodea. Otra característica de esta casa es la existencia de varias dependencias  en construcciones separadas. Cuentan con una huerta   y una quinta, y el parque de los fundos de la zona del Núcleo Central es reemplazado por el jardín, lo que se explica por la mayor  necesidad de sol que hay en la zona.
  A orillas del lago Llanquihue, una de las áreas de mayor influencia alemana se encuentran algunos sectores con parcelamiento alargado  y las casas ordenadas a orillas de los caminos que bordean el lago o perpendiculares a él.

  Errázuriz, Ana María, et al: “Manual de Geografía de Chile. Editorial Andrés Bello. Primera Edición. Santiago de Chile.1987, pág. 238

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile