Diputados: Moción prohíbe uso artificial y comercialización de alimentos infantiles con sodio


             Diputados: Moción prohíbe uso artificial y comercialización de alimentos infantiles con sodio

Publicado el 29 de abril del 2013
El proyecto, presentado por el diputado Tarud, da cuenta de las múltiples referencias médicas y científicas que indican el impacto dañino en la salud de las personas de este elemento.
Con la idea de proteger la salud de los menores de edad, el diputado Jorge Tarud (PPD) presentó el pasado miércoles 10 de abril una moción (boletín 8880) que modifica el Código Sanitario prohibiendo la importación, fabricación y comercialización de alimentos infantiles con sodio incorporado artificialmente.

El proyecto, derivado a la Comisión de Salud para su estudio, sostiene que, pese a las múltiples recomendaciones, “la industria alimentaria continúa produciendo la inmensa mayoría de sus productos con sodio añadido artificialmente y, aún más, con niveles cuyas porciones, por si solas, sobrepasan la ingesta diaria máxima de 6 gramos para adultos recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

“Pero más grave aún, la industria especializada en alimentos infantiles, que en Chile monopoliza un solo fabricante, con dos marcas que copan más del 98% de la oferta existente en el mercado, ofrece productos destinados a la alimentación de lactantes con alto contenido de sodio, con todas las perjudiciales consecuencias que ello significa para la salud futura de esos niños”, resaltó el diputado en el texto legal.

Explicó que la propuesta es prohibir la importación, fabricación y comercialización de alimentos infantiles que contengan sodio incorporado artificialmente, pues el que contienen los alimentos se estima, por la comunidad científica, como suficiente para satisfacer las necesidades nutricionales de las personas y, particularmente, de los niños.

El legislador recordó que la hipertensión arterial, las afecciones coronarias, la irritabilidad, la retención de líquidos y la sobrecarga de trabajo para los riñones son sólo algunos de los problemas que arroja la excesiva ingesta de sodio.

“La dosis diaria recomendada de sal es de 2 g para los niños entre 1 y 3 años; 3 g para los de 4 a 6 años; y 4 g para los niños entre los 7 y 10 años. En la edad adulta, la OMS recomienda no consumir cada día más de 6 g de sal. A pesar de que las necesidades nutricionales diarias de sodio para un adulto son de 1,5 g (3 y 4 g de sal), organismos como la OMS pretenden reducir la cantidad de sodio consumido por la población hasta llegar a una cantidad equivalente a 5-7 g de sal por día. Cifra que no ha sido escogida porque sea una dosis 'sin efectos' sobre la salud, sino porque es la más realista. Consideran que el sodio, en su forma de sal, está tan presente en todos los alimentos que una reducción drástica sería prácticamente inviable”, puntualizó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO