Municipalidad de Viña del Mar entrega consejos para que perros no sufran con fuegos artificiales

Preocupada por  evitar que los animales domésticos, especialmente perros, sufran la noche de Año Nuevo por los fuegos artificiales, la Municipalidad de Viña del Mar, a través  de su departamento de Servicios del Ambiente, entregó varios consejos a los habitantes, siguiendo las sugerencias que realizan las instituciones dedicadas a la protección animal

“El Año Nuevo en el Mar es una fiesta para todos, pero los perros sufren mucho estrés, debido a que sus oídos son más sensibles a la vibración de las explosiones y por tanto les duele. El objetivo de estos consejos es a ayudarlos a sentirse mejor y por eso, como municipio queremos cooperar  con la ciudadanía propiciando la Tenencia Responsable de Mascotas para esta ocasión”, dijo la alcaldesa Virginia Reginato.

En este sentido, a las indicaciones normales para tener identificadas a las mascotas en la vía pública, como es el uso de collares, se suman las siguientes sugerencias:

En la tarde dar un paseo extra largo y entretenido, de manera que se cansen y así tengan más sueño a las 12 horas; Tener a la mano flores de Bach y aceite esencial de lavanda (5-7 gotas en 30 ml de agua mineral) y aplicarlo una hora antes de la pirotecnia en estómago, pecho y reverso de las orejas y masajear; Usar una venda de tela elástica para hacer un vendaje corporal calmante. La suave presión de este tipo de vendaje especial los ayuda a sentirse más tranquilos y contenidos.

También permitir que tenga acceso a sus lugares seguros favoritos  y no obligarlos a salir si no quiere; Preparar pollo y carne en cubitos y tenerlas a la mano para distraerlo cuando comiencen los fuegos; Una o dos antes de las 12 de la noche encender los equipos de música y televisores a un volumen más alto de lo normal. El ruido familiar extra ayudará a enmascarar el sonido de los fuegos; Cerrar las ventanas y cortinas del lugar donde lo dejarás y revisar que las puertas hacia la calle estén cerradas; Si estÁ asustado, no ignorarlo. Hacerle suaves y lentos deslizamientos con la palma por su cuerpo y hablarle despacio. La idea es distraerlo, ya que  la seguridad y confianza son el freno del miedo.

En el caso de uso de tranquilizantes, consultar con su médico veterinario.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos

Se declara Alerta Temprana Preventiva para las comunas de Puerto Octay y Puerto Varas por actividad en el volcán Osorno

Buzos de la Armada apoyan retiro de más de una tonelada de basura en el Lago Llanquihue