El 13 de marzo de este año falleció Etelvina Bahamonde Carrillo, tenía su casa en Chile y el patio en Argentina. Vivía en Paso El León


Foto IPS


Cada tres meses llegaban en helicóptero a pagarle su pensión del IPS. La casa de Etelvina, quien murió hace unos días, tiene una particular historia: su patio está dividido entre los territorios de Chile y Argentina, en una lejana localidad fronteriza donde muy pocos hacen patria.
La historia de Etelvina Bahamonde Carrillo llamó la atención de varios medios de comunicación: una parte del patio de su casa estaba en Chile y otra parte en territorio argentino. Además, cada tres meses, el Instituto de Previsión Social, IPS, debía enviar su pensión en helicóptero, el que aterrizaba prácticamente en su patio, dado el difícil acceso hasta el lugar donde vivía, en la localidad fronteriza entre el paraje El Manso (Argentina) y Paso El León (Región de Los Lagos, Chile).

Lo más llamativo de su hogar estaba en su jardín, donde se instaló un hito de hierro hace 38 años para dividir la propiedad: así, la casa quedaba del lado chileno; y el gallinero, junto a parte del patio, en el argentino. “Aquí llegaron uniformados de Argentina y Chile. Unos decían que mi casa estaba allá, los otros que estaba acá. A la final, pusieron el hito al medio. Será de Dios, pues”, contó al diario El Mercurio en 1985. Y allí quedó. Ella se lo tomaba con una mezcla de tranquilidad y humor.

El año pasado, en uno de los recorridos que cada cierto tiempo se realizan para supervisar algunos de los 1.400 puntos de pago rural, funcionarios del IPS la visitaron una vez más en su legendaria casa. Allí compartieron alegremente junto al vapor de su tetera, mientras ella le regalaba más de alguna sonrisa. Esa misma sonrisa casi centenaria que se apagó el martes 13 de marzo, apenas diez días después de cumplir nada menos que 97 años.

“Hicimos país”
En 2010, al periódico La Nación, de Argentina, relató que “éramos once hermanos y todos nacieron y se criaron en este lugar”, junto con afirmar que sus padres, Facundo y Sofía, fueron los primeros en llegar a Paso El León. “Hicimos país: criamos animales, plantamos árboles y sembramos hortalizas”, dijo.

La señora Etelvina recibía una Pensión Básica Solidaria de Vejez (PBSV) y vivía sola, visitada por sus parientes y por vecinos de ese lejano e imponente territorio, perteneciente a la comuna de Cochamó, a unos 113 kilómetros al sur de la localidad argentina de Bariloche y a 157 kilómetros de Puerto Montt. ¿Su secreto de longevidad? “Estar tranquila en mi casa y solterita”, le aseguró al diario La Tercera en 2012.

Ella era una de las referencias obligadas en las conversaciones cotidianas de algunos funcionarios del IPS. Una pensionada que se ganó el cariño de muchas y muchos. Y que seguirá siendo recordada, ahora que viajó hacia otras fronteras mucho más remotas.

Fuente: IPS 


Más sobre doña Etelvina en la entrevista que concedió  al Diario "La Tercera" en 2012: Veamos : 

http://diario.latercera.com/edicionimpresa/el-patio-que-divide-a-chile-de-argentina/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile