jueves, 3 de septiembre de 2009

Las 3 banderas de Chile





La tricolor, la de la estrella solitaria, la más linda de todas. Distintos apelativos para hablar de la bandera nacional, la cual se oficializó en 1818. Pero, ¿sabías que la bandera chilena actual no ha sido siempre la misma? Antes de nuestra bandera hubo dos más. Conoce más detalles sobre este tema.

Durante la etapa de la Patria Vieja, por iniciativa de José Miguel Carrera, Chile tuvo su primera bandera, con tres franjas: azul, blanca y amarilla, que representaban la majestad, la ley y la fuerza, atributos del estado, según el literato Camilo Henríquez o, según otra teoría, el cielo, la nieve cordillerana y los campos de dorados trigales.

Flameó por primera vez, el 4 de julio de 1812, bordada por Javiera Carrera, hermana de José Miguel, siendo ella quien inculcó el ideal de la independencia, a sus hermanos menores. El 30 de septiembre fue al igual que la escarapela, oficialmente adoptada, aunque ningún decreto legalizó su uso.

La vida de este símbolo se extinguió, luego del desastre de Rancagua, con la firma del tratado de Lircay, por el cual de nuevo Chile bajo la dependencia española, debió usar la bandera de éste país dominador.

Luego de la batalla de Chacabuco, donde el ejército de los Andes, enarbolando una bandera argentina, logró la independencia chilena, el 12 de febrero de 1817, pudo pensarse en una bandera propia, que la distinguiera del resto de las naciones del mundo.

De esta manera, se adoptó, desde esa fecha, una bandera de transición, diseñada por el general Juan Gregorio de Las Heras, militar argentino, héroe del Cruce de los Andes y de la batalla de Chacabuco, con una franja azul, otra blanca y la última roja, representativas de los colores de la divisa mapuche en su lucha contra la dominación española, basada en los versos del poeta y soldado español, Alonso de Ercilla, en su obra “La Araucana” donde describió la guerra de Arauco. No fue aceptada pues se confundía con los tonos de la bandera holandesa.

Por decreto-ley del 18 de octubre de 1817, emitido por Bernardo O´Higgins, y refrendado por el ministro de guerra, el coronel José Ignacio Zenteno, fue adoptada oficialmente la bandera que aún es usada en el país. El diseño le correspondió al español Antonio Arcos, también héroe de Chacabuco, aunque hay controversia con otros autores que sostienen que el diseño fue obra de Gregorio de Andía y Varela, comerciante español, radicado en Chile desde 1758.
El 12 de febrero de 1818, al proclamarse la independencia, la actual bandera chilena fue utilizada por primera vez en forma pública y jurada solemnemente.

Consta de una franja roja horizontal inferior, que representa la sangre que costó la independencia, y una franja blanca superior del mismo ancho que la roja, que simboliza las cumbres nevadas de la cordillera andina, se observa un fondo azul, como si el cielo chileno se hubiera colado en un rinconcito de la insignia majestuosa, para celebrar su existencia entre las banderas del mundo. Y en el centro del simbólico cielo azul, se destaca una blanca estrella, de cinco puntas, guía rectora y luz, de los destinos de la patria.

El uso de la bandera es obligatorio el 21 de mayo y el 18 y 19 de septiembre, debiendo ser izada hasta el tope del mástil. Los particulares deben solicitar autorización para usar públicamente la bandera, en edificios públicos y/o privados.
Si no se colocara en un mástil, se la extenderá horizontal o verticalmente, con el cuadro azul en la parte de arriba y a la izquierda del observador.

fuente: http://www.confort.cl

1 comentario:

Anónimo dijo...

to banders chili is veri nice and i than this okay. oscar united states