¿Dónde están los inmigrantes en el Bundestag?

Si las personas con “trasfondo migratorio”, como se suele decir en Alemania, estuvieran proporcionalmente representadas en el Parlamento federal, más de un centenar de parlamentarios deberían tener raíces en el extranjero. ¡Pero son apenas 15! Cinco de ellos provienen de familias de origen turco, cuatro tienen origen iraní. Además se encuentran huellas polacas y croatas en las historias familiares de otros seis parlamentarios del Bundestag.



Serkan Tören obtuvo en las elecciones un escaño parlamentario por el Partido Liberal-Demócrata (FDP). Su propósito es lograr la igualdad jurídica para los ciudadanos con trasfondo migratorio. Concretamente apunta al campo de la educación.



Temores ante el nuevo gobierno



En comparación con parlamentos anteriores, en el que fue elegido el domingo 27 de septiembre, los inmigrantes y sus descendientes tienen más representantes. Pero todavía son demasiado pocos, a juicio del politólogo Andreas Wüst. En el caso de la Unión Cristianodemócrata, ese carácter de partido cristiano disuade a muchos inmigrantes musulmanes de participar. Además, el debate en torno a la doble nacionalidad ha mantenido distanciadas de la CDU a muchas personas de origen extranjero.



La desconfianza de muchos parlamentarios con raíces extranjeras frente a la próxima coalición cristianodemócrata-liberal es perceptible. Ekin Deligötz, quien obtuvo un escaño por Los Verdes, espera duros enfrentamientos políticos con el nuevo gobierno. “Creo que su política echará atrás algunos temas que hemos hecho avanzar”, indica. Entre esos temas se cuenta, en su opinión, la política de inmigración.



Esperando a los partidos



A los partidos alemanes les cuesta decidirse a reflejar los cambios de la sociedad en sus nóminas. Según observadores, ello obedece en buena medida a que las bases no respaldan a los candidatos de origen extranjero o a que los estrategas partidistas subestiman el potencial electoral que representan las personas con otras raíces culturales.



Antiguamente, la mayoría de los turcos residentes en Alemania apoyaban al SPD. Ahora están abiertos también a otros partidos. Pero han esperado en vano que éstos intenten conquistar su adhesión. Aparte de Cem Özdemir, jefe de Los Verdes, no hay ningún político con raíces extranjeras en un cargo destacado.







La excepción: Los Verdes y La Izquierda





De acuerdo con un estudio del Instituto Max Planck, del año 2008, eso se debe sobre todo a un ambiente social que no valora sobremanera la igualdad de derechos para todos los ciudadanos. El estudio atribuye el hecho también a la actitud de falta de interés o hasta rechazo que muestran los partidos grandes. En este contexto, hace notar que sólo Los Verdes y La Izquierda están irrestrictamente a favor de la participación de políticos de origen extranjero.



Los partidos grandes consideran deseable tener a uno que otro inmigrante entre sus filas, pero no hacen mayores intentos porque ese deseo se cumpla. Los investigadores del Instituto Max Planck ven como los factores inhibidores “las estructuras de poder que se han formado durante largo tiempo, privilegios locales y temores a reacciones negativas del electorado frente a ese tipo de candidatos”.



Autor: Matthias Hellfeld/Emilia Rojas Sasse

Editora: Claudia Herrera Pahl

fuente: http://www.dw-world.de

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos

Se declara Alerta Temprana Preventiva para las comunas de Puerto Octay y Puerto Varas por actividad en el volcán Osorno

Buzos de la Armada apoyan retiro de más de una tonelada de basura en el Lago Llanquihue