ESPAÑA: Valencia debe saldar su deuda con el mar

El proyecto del Paseo Valencia al Mar data inicialmente de 1893 (Paseo de Valencia al Cabanyal aprobado por Ley de 11 de agosto de 1893), y es retomado por el mismo Blasco Ibáñez en la campaña electoral de 1901.
En 1962, don Juan B. Monfort Belenguer, en conferencia celebrada en el abarrotado salón del Ateneo Marítimo de Valencia, vaticina con carácter premonitorio los problemas de interconexión de los Poblados Marítimos con la ciudad al haber dejado exclusivamente recaer todo el peso de la misma sobre la avenida del Puerto, demandando más vías de conexión que hagan compatible la trama urbana de la ciudad con la de los poblados anexionados en 1897 (Vilanova del Grau y Poble Nou de la Mar).
La degradación urbanística de esta zona marítima se remonta a la anulación del Plan Parcial 13, en 1966, que acarrea la suspensión de licencias.
Desde la anexión en 1897 ningún gobierno municipal ha planteado un planeamiento para integrar los poblados marítimos en la ciudad. Hemos sido víctimas constantes de la inacción de los gobiernos municipales. Cuando un gobierno municipal, equivocado o no, plantea un proyecto, aparecen intereses encontrados y se judicializa. Nunca en este asunto hemos apostado por el diálogo y el consenso, ni siquiera por la tolerancia.
Ante la iniciativa del gobierno municipal en 1988 que dejaba abierta la posibilidad de la prolongación lineal (anchura de vial de 100 metros más los necesarios para la construcción de viviendas), -al dejar la zona en planeamiento diferido-, se plantean varias alternativas por parte de la sociedad civil:
-Penetración en peine por diversas travesías previa distribución del tráfico por el eje Serrería-Blas de Lezo, apoyada por entidades sociales y vecinales (manifiesto 26-1-1988).
-Prolongación reducida entre calle Cura Planells y calle Pescadores, planteada por Enric Ferrer i Calabuig (El País 3-2-1988).
-Ampliación de la Travesía de Pescadores 30 metros hacia el norte solicitada por la asociación de vecinos en el Pleno de la Junta Municipal del Marítimo de 8 de enero de 1990 (Diario del Marítimo-Las Provincias 24 de enero de 1990).
-Actuar en la zona norte y zona sur del planeamiento diferido y dejar una zona central diferida (propuesta del arquitecto y concejal de Urbanismo don Juan Manuel Castañer en 1992).
-Plaza y esponjamiento de las zonas degradadas y conexión de las calles Lavadero con Pescadores y calle Sánchez Coello con Cura Planells propuesta por don Antonio Sanchis Pallares (Historia del Cabanyal 1998), entre otras.
En el año 2008 nos encontramos con una resolución judicial que permite al ayuntamiento intervenir en el barrio 42 años después.
La evidencia que nos encontramos son 42 años de degradación paulatina, y no... no busquemos culpables. Por acción u omisión todos podemos y debemos sentirnos responsables. Y como tal, pensar en el futuro del barrio y la ciudad.
La ciudad hace años que apostó por reencontrarse con el mar, y tendrá que reconocer, que gran parte del nuevo impulso de Valencia ha sido a costa del «sacrificio» de los usos tradicionales del Marítimo. Las huertas de Algirós y la Carrasca albergan universidades e institutos tecnológicos. Las playas de Nazaret sirvieron para albergar la primera empresa de la Comunitat, el Port de Valencia. La zona industrial de Camins al Grau alberga la zona de avenida Francia-Ciudad de las Artes. La fachada marítima se remodeló para desarrollar el turismo anejo al Paseo marítimo y los grandes eventos de la Copa América y Gran Premio de Europa de Fórmula-1.
Ahora le toca a una parte del barrio del Cabanyal, necesario sacrificio para revitalizar la zona y culminar la conexión anhelada por Blasco Ibáñez. Esto debe requerir por parte de la administración reconocimiento y generosidad. Requiere un gran esfuerzo inversor por parte de las administraciones central y autonómica, en preservar el patrimonio y potenciar los usos y costumbres tradicionales de la zona; que las generaciones futuras no pierdan la memoria de pueblo marinero y ciudad que tanto debe al mar.
A la administració local li competeix el desenroll urbanístic, penetració suau que respecte la trama modernista dels carrers majors, qu'afavorixca la rehabilitació patrimonial de les zones no afectades. No intervindre en clau de prolongació sino de conexió, no a sols en la resta de la ciutat sino també en els barris adjacents. No tenim que pensar en anar a la platja sino en anar als Poblats Maritims. Es precis, dinamitzar l'economia del barri. No es tasca fácil... pero no hi ha res imposible.
Desde açi faria una crida a tots, desde el consens i la tolerancia, per a trovar un cami per a tots que puga dur al barri a una nova etapa de resurgiment en companya de la resta del Cap i Casal.
Un exemple: l'historia de la Valencia marinera no es concebeix sense la rivalitat de la Marina Auxiliante i el Progres dels peixcadors, vestigi de pedra es la antiga Llotja del Peix de la Marina Auxiliant ¿Es posible preservarla?
L'Ateneu Maritim es lloc d'encontre al Maritim desde fa mes de cincuenta anys i encara té les portes obertes. No deixem pasar l'ocassio.

FUENTE: http://www.lasprovincias.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos

Buzos de la Armada apoyan retiro de más de una tonelada de basura en el Lago Llanquihue

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO