Innovadora propuesta con calafate de 4 jóvenes ingenieros forestales. Ganaron concurso latinoamericano en México con proyecto basado en la transformación del fruto en varios subproductos en la localidad de Río Puelo. Esta innovadora propuesta está enfocada en el encadenamiento de una línea de subproductos con denominación de origen a partir del calafate de la cuenca del Río Puelo en la Patagonia chilena (específicamente en la Región de Los Lagos). La iniciativa consiste en la elaboración de liofilizados (polvo derivado de la deshidratación del fruto), pasas y zum



Conaf
Cuatro jóvenes ingenieros forestales chilenos lograron el primer lugar del concurso latinoamericano del programa “Joven emprendedor forestal”, que impulsa Reforestemos México, una asociación civil azteca que tiene como objetivo conservar los bosques para un desarrollo sustentable, con beneficios sociales, ambientales y económicos.

Scarlet Soto, Tamara Segovia (ambas de la Universidad de Chile), Francisco Tapia y Francisco Letelier (los dos de la Universidad Mayor), dirigidos por el profesor Pablo Cruz (Univ. Mayor), alcanzaron la máxima distinción con el proyecto “Haruwen” (Nuestra Tierra, en lengua selknam).

Esta innovadora propuesta está enfocada en el encadenamiento de una línea de subproductos con denominación de origen a partir del calafate de la cuenca del Río Puelo en la Patagonia chilena (específicamente en la Región de Los Lagos). La iniciativa consiste en la elaboración de liofilizados (polvo derivado de la deshidratación del fruto), pasas y zumo en conjunto con la comunidad local, como una manera de contribuir a una mejor calidad de vida de las personas, al progreso de la zona y a la protección ambiental.

Aarón Cavieres, director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, recibió a los jóvenes y los felicitó por la creativa propuesta y por su compromiso social con la comunidad de Río Puelo. “Esto -comentó- habla muy buen de la juventud chilena, especialmente de ustedes que además han sido dirigentes estudiantiles con una vocación clara por participar en el desarrollo nacional. Hay, por lo tanto, un interés de los jóvenes por lo que sucede en el país”.

En el concurso participaron 60 proyectos provenientes de México, Guatemala, Costa Rica, Colombia, Paraguay, Chile, Argentina, Perú, Nicaragua, Venezuela, Cuba, Honduras y el país anfitrión. Contó con una línea de postulación sólo para emprendimientos mexicanos y otra línea para emprendimientos latinoamericanos, en la cual se impuso “Haruwen” en representación de Chile.

“Fue el único proyecto de Chile -comentó Scarlet Soto- que participó y era la primera vez que el concurso se abría hacia Latinoamérica, ya que con anterioridad se centraba sólo en México. Pudimos ver el respeto y admiración que tienen por nuestro país en materia de desarrollo forestal. Somos un ejemplo. De hecho, nos decían antes de la definición que seguro Chile iba a ganar por la experiencia y conocimientos que posee en esta área. Les gustó mucho nuestra presentación”.

La iniciativa chilena basada en la línea de productos forestales no madereros obtuvo como premio un año de acompañamiento técnico de Reforestemos México para consolidar la empresa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las 3 banderas de Chile

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO

CHILE 10 AÑOS DE CATÁSTROFES NATURALES 2007-2017