Zimbabue espera bonanza turística por el Mundial

CATARATAS VICTORIA, Zimbabue (Reuters) - Zimbabue, que sufre por su economía en ruinas, sueña con millones de dólares del turismo e incluso con campos de entrenamiento de las estrellas del fútbol internacional cuando la Copa del Mundo llegue a Sudáfrica el año próximo.

Se dice que el explorador escocés David Livingstone escribió al ver por primera vez las Cataratas Victoria en 1855: "Angeles al vuelo deben haber observado espectáculos tan hermosos como este".

Estas magníficas cascadas supieron ser alguna vez una de las mayores atracciones turísticas de Africa, pero la violencia política y el colapso económico de Zimbabue han reducido el número de visitantes a unos pocos, tanto aquí como en las otras atracciones del país.

Los ingresos del turismo se han desplomado de 360 millones de dólares en su pico en 1999 a 29 millones de dólares el año pasado.

Un influjo de hinchas de fútbol antes o después del Mundial sería una bendición para esta nación otrora próspera y las visitas de equipos como Brasil, Alemania o incluso Inglaterra ofrecerían un inusual incentivo para el estado de ánimo de los millones de pobres que aman el fútbol.

David Beckham maravillándose con las Cataratas Victoria o ejecutando un tiro libre en una cancha local sería un gran golpe para una nación luchando con desprenderse de su mala imagen.

Los funcionarios de turismo dicen que Zimbabue podría beneficiarse con hasta 100 millones de dólares por el Mundial, lo que constituiría ganancias imprevistas para un Gobierno en quiebra y rechazado por los donantes extranjeros.

En la última década, el país ha ocupado los titulares del mundo por los peores motivos, desde tomas de granjas propiedad de blancos, a violencia electoral y de represión política al índice inflacionario más alto del mundo.

"Esta sería la oportunidad perfecta para presentar el otro lado de Zimbabue y limpiar nuestra imagen de paria y mostrarle al mundo que tenemos mucho para ofrecer y especialmente a los turistas", dijo el economista John Robertson.

¿SUEÑO IRREAL?

Pero si bien el sueño es casi dolorosamente tentador para los hace mucho afligidos zimbabuenses, bien podría ser irreal.

Los equipos que buscan un lugar para entrenar en la altitud y aclimatarse al Mundial que tendrá lugar del 11 de junio al 11 de julio podrían sentirse cómodos en Angola, Botswana, Namibia y Zambia, que no tienen una economía en ruinas y un nuevo Gobierno de coalición débil.

Una década de crisis ha colapsado la infraestructura, incluyendo los estadios de fútbol y las carreteras.

El Estadio Deportivo Nacional de Harare, con capacidad para 55.000 espectadores, ha estado en reparación durante dos años y nada indica que vaya a estar listo a tiempo.

Solo un estadio está en condiciones mientras que los planes de construir un lugar nuevo fueron abandonados el año pasado.

"Cuando miras el estado del campo de juego (del Estadio Nacional) es deplorable. Estamos preocupados por el ritmo al que está avanzando la construcción," dijo Henrietta Rushwaya, directora ejecutiva de la Asociación Zimbabuense del Fútbol.

Zimbabue necesita 2.000 millones de dólares para recomponer su deteriorada infraestructura, según funcionarios, mientras que el estado de las despedazadas carreteras también preocupa.

Pero las potencias occidentales, que desconfían del presidente Robert Mugabe, están reteniendo la ayuda directa a la espera de reformas políticas y económicas.

Paul Matamisa, coordinador de turismo, también se refirió a la irregular red de telecomunicaciones, la lenta modernización de los aeropuertos y al precario estado de la deficitaria línea aérea Air Zimbabue.

Zimbabue está a 90 minutos de Johannesburgo, corazón de los encuentros de la Copa del Mundo.

Hace una década, casi una docena de aerolíneas volaban a Zimbabue pero ahora solo cuatro cubren la ruta.

"Estos son los problemas que Zimbabue tiene que atender si queremos decir que estamos listos para recibir a nuestros visitantes para el Mundial 2010", dijo Matamisa a Reuters.

También hay muchas preocupaciones por los servicios de salud del país después de que el mayor brote de cólera en Africa de los últimos tiempos dejara a más de 4.200 muertos y cerca de 100.000 infectados.

APUESTAS

Pero si bien la suerte parece estar contra Zimbabue, los funcionarios no van a renunciar a obtener beneficios de la Copa del Mundo.

Ellos personalmente le entregaron una invitación al presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silvam para que los cinco veces campeones del mundo entrenen en Zimbabue.

La federación local ha invitado formalmente a la selección inglesa, pero todavía está a la espera de una respuesta.

La Premier League cuenta con entusiastas seguidores en Zimbabue, como en gran parte del resto de Africa, y si Inglaterra aceptara no solo sería una emoción para los miles de hinchas sino que será un espaldarazo para las relaciones públicas de Harare, dada la estridente oposición a Mugabe de Gran Bretaña.

Zimbabue también ha invitado a Alemania y Estados Unidos -los que han retirado ahora sus advertencias a turistas- y a otros equipos de Africa y Asia.

Además de la cascada, Zimbabue puede ofrecer safaris y las antiguas Grandes Ruinas de Zimbabue, uno de los sitios arqueológicos más importantes del continente.

(Editado en español por Javier Leira)


fuente. http://lta.reuters.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO