La 38ª Feria del Libro de Buenos Aires 2012 replica Diálogo Narrativo Latinoamericano de la FERIA DEL LIBRO DE SANTIAGO ,FILSA 2011

Santiago, 28 de febrero, 2012.- Uno de los principales atractivos que tuvo la 31ª Feria Internacional del Libro de Santiago 2011, fue el 1er Encuentro Diálogo Narrativo Latinoamericano, donde 15 escritores consagrados y emergentes se dieron cita para reflexionar en torno a las barreras que imposibilitan la llegada de sus voces literarias a la gran comunidad de lectores hispanohablantes.



La iniciativa surgida desde el nuevo Directorio de la Cámara Chilena del Libro, y que contó con el apoyo del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, tuvo tal éxito, que este año será replicada en la 38ª Feria del Libro de Buenos Aires. Así lo explica su directora, Gabriela Adamo: “vamos a hacer el diálogo con escritores latinoamericanos durante una semana. Vendrá una delegación cercana a 20 autores, algunos conocidos y otros no tanto, que son los que más nos importa hacer conocer”.



La idea surgió de una charla con Arturo Infante, presidente de la Cámara del Libro chilena, “sobre las dificultades de la literatura latinoamericana para circular entre los distintos países del continente y una posibilidad era poner las ferias al servicio de esta circulación” agregó.



Según la escritora Cynthia Rimsky, la experiencia vivida en 2011 “fue una sorpresa. Hace años que no pisaba la FILSA. En los diálogos encontré a escritores latinoamericanos con los que descubrí afinidades y cruces literarios, amistades que continúan hasta hoy y de las que han resultado interesantes intercambios”. La autora de Ramal agrega que “volvió a despertar mi interés por leer escritores latinoamericanos y, como una cosa lleva a la otra, fui encontrando por azar libros de otros escritores latinoamericanos no necesariamente actuales”. Sobre la posibilidad de volver a vivir la experiencia, ahora en la 38ª Feria del Libro de Buenos Aires, Rimsky asegura que la instancia representa “una posibilidad de abrirnos a sostener un diálogo intelectual sobre más temas que nuestros respectivos libros” añadiendo que “ojalá se abran posibilidades reales de coedición, distribución, encuentros con universidades, residencias para escritores, y otras instancias que permitan un cruce constante de las ideas y de los libros a través de la Cordillera, no solo de los autores actuales, sino de las tradiciones literarias de ambos países”.



Para el narrador venezolano, Juan Carlos Méndez, la oportunidad de conocer y dialogar con sus pares chilenos en FILSA 2011 fue estimulante y enriquecedora: “cuando yo estudiaba en la universidad se pensaba que de Chile como un país eminentemente de poetas y se hablaba de Donoso. Ahora me doy cuenta que está cambiando el panorama y la percepción de Chile como país literario. Ya se empieza a hablar con cierta fluidez de narradores chilenos. No obstante, en mi caso soy de aquellas personas que no establezco relaciones con las literaturas de los países sino que con sus autores, con voces, con temas”.



Por su parte, la secretaria ejecutiva del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, Paz Balmaceda, pone especial hincapié en la relevancia que tienen las ferias del libro, señalando que “son una instancia de fomento de la lectura importantísimas. Ponen a la lectura y al libro en un lugar mucho más visible y mediático del que tienen habitualmente. No solo por la posibilidad de estar en contacto con novedades y catálogos diversos en un mismo lugar y espacio, también porque muchas Ferias del Libro se constituyen como la única instancia de encuentro entre personas y los libros”.



Sobre la alianza establecida con la Cámara Chilena del Libro para generar la instancia de debate entre escritores de la región, Balmaceda indica que el trabajo en conjunto “fue un privilegio que desde ese primer Diálogo queremos continuar y fortalecer. La primera versión nos dejó muy contentos y entre los 15 invitados latinoamericanos y los 7 narradores chilenos se produjeron muchos encuentros. Además de las conversaciones que tuvimos durante los días de diálogo, cada uno de esos autores vuelve a sus 9 países con los libros de los 22 escritores que conocieron, escriben de ellos, conversan de ellos, y así, poco a poco y a través de la repetición de estos encuentros, vamos apostando a la difusión de la literatura latinoamericana de manera más efectiva, a la posibilidad de una comercialización más directa sin la mediación española, a generar intereses más estrechos entre los países vecinos”.



Para la 38ª Feria del Libro de Buenos Aires ya se garantizó la presencia de escritores provenientes de Paraguay, Bolivia, Uruguay, Ecuador, Puerto Rico, Costa Rica, México, Colombia y Chile, mientras siguen los ajustes de agenda para que se sumen otros como Brasil. La delegación nacional estará compuesta por los autores Alejandro Zambra, Alejandra Costamagna, Álvaro Bisama, Rafael Gumucio y Cynthia Rimsky.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile