COLUMNA DE OPINIÓN DEL CUERPO DE BOMBEROS DE CHILE: A un año del terremoto, Presidente de la Junta Nacional de Bomberos, Miguel Reyes analiza la labor de bomberos

A un año del terremoto, Presidente de la Junta Nacional analiza la labor de bomberos


El terremoto ocurrido hace un año no sólo golpeó a millones de chilenos, también a los bomberos como Institución, cuando miles de voluntarios vieron como el choque de la placa de Nazca y la Continental hacían estragos que incluso provocaron un tsunami, haciendo que la emergencia fuera mayúscula, y por ende obligando al contingente bomberil a demostrar todos sus conocimientos en un momento crítico para los habitantes del centro y sur del país.


No hay dudas que dicho movimiento telúrico sorprendió a todas las personas que en los 110 segundos que duró el sismo pisaban tierra chilena, pero ¿cómo respondieron los bomberos frente a este cataclismo de 8.8 grados en la escala de Richter, considerado el quinto terremoto más grande de la historia mundial desde que se tiene registros?


La respuesta la da el Presidente de la Junta Nacional de Bomberos, Miguel Reyes Núñez, quien indica que a los diez minutos de sucedido el terremoto, más de 15 mil bomberos se encontraban en las calles cooperando en diversas emergencias, que abarcaron desde escapes de gas, rescates e incendios, entre otros.








Asimismo, la máxima autoridad bomberil agrega que a las ocho de la mañana ya se encontraba en las oficinas de la Onemi, donde pudo apreciar la real magnitud y el daño causado en cinco regiones del país.


Con una clara noción de lo que ocurría en el centro y sur de Chile, el lunes 1 de marzo partieron los miembros del directorio nacional que se encontraban en Santiago, (Presidente, Secretario y Tesorero) a una gira por las regiones de O`Higgins, el Maule y Bío Bío, con el fin de conocer en terreno el daño producido, la situación en que operaban los bomberos y la forma en qué la Junta Nacional podía ir en ayuda de ellos.


Tras un exhaustivo análisis en terreno, el día viernes los altos mandos bomberiles llegaron a la capital donde realizaron los estudios respectivos sobre la situación en que se encontraban los Cuerpos de Bomberos. Tras días de análisis, se llegó a la determinación de que en todos los lugares había un reconocimiento y gratitud de la comunidad hacia el trabajo profesional desplegado por los voluntarios.


Es más, las distintas encuestas realizadas durante el año pasado avalan esta tesis. En todas las publicaciones realizadas, bomberos salió como la institución mejor evaluada entre las organizaciones que intervinieron en la emergencia.








Según el presidente nacional, Miguel Reyes, la clave de esto radica en la rápida ayuda que ofrecieron los voluntarios de otras regiones en los lugares devastados. “Desde Arica a Punta Arenas diversas Fuerzas de Tarea se trasladaron a las zonas afectadas para prestar su ayuda que por cierto fue muy bien recibida, demostrando que bomberos está hecho para servir”.


Estas conclusiones empíricas sobre la labor realizada por bomberos, se traduce en un nuevo desafío para los voluntarios. “Todo esto nos compromete a seguir trabajando con mucho entusiasmo, dedicación y gran profesionalismo porque de esa manera se cumple con el juramento que hacemos al ingresar a la institución: de servir a la comunidad incluso ofrendando nuestra propia vida, como fue el caso del voluntario Carlos Seibt Villegas (Q.E.P.D.) de la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Constitución”, agrega Miguel Reyes.


Pérdidas post terremoto, las nuevas oportunidades que ofrece una crisis


Además de la sensible muerte de dicho voluntario, la infraestructura bomberil quedó seriamente dañada por los embates del terremoto y tsunami, donde más de 300 cuarteles resultaron con daños de diversa consideración, que van desde deterioros menores hasta la destrucción total de algunos.


Es más, cerca de 80 inmuebles deberán construirse nuevamente debido a los derrumbes de éstos o porque en el estado en que quedaron amenazan la integridad de las personas.








Todo esto llevó a la Junta Nacional a disponer de sus propios recursos para levantar ocho cuarteles en las zonas afectadas, además de gestionar y lograr un aporte de 15 mil millones de pesos del Gobierno, para construir y reparar dichas casas bomberiles.


En este aspecto, Miguel Reyes, señala que en los primeros días de marzo se va a iniciar la construcción de cinco cuarteles y agrega que en la misma época, se espera entregar a la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, las carpetas para la construcción de otros 25 cuarteles, los cuales serán financiados con dichos fondos del Estado.


La preparación de bomberos


Desde el año 2000, distintos Cuerpos de Bomberos del país, como Ñuñoa, Viña del Mar y Santiago, comenzaron a prepararse para una emergencia de este tipo, a través de la especialización de los voluntarios en el rescate en estructuras colapsadas.


Asimismo en el sur otras instituciones bomberiles (como la de Linares), al momento del terremoto también contaban con unidades especializadas en este tipo de catástrofes generando que una crisis como la que se vivió fuera finalmente “una oportunidad para poner en práctica los conocimientos adquiridos de forma teórica, pero en condiciones más difíciles”, agrega la máxima autoridad.








Es más, en la última década la Academia Nacional de Bomberos, ANB, ha realizado más de 100 cursos de rescate urbano, con los cuales se puede decir que para el terremoto del 27 de febrero pasado, una cantidad considerable de voluntarios ya se encontraba en condiciones de operar frente a dicha catástrofe.


Asimismo, la ANB comenzó a trabajar conjuntamente con Insarag, (Grupo Asesor Internacional en Búsqueda y Rescate, por su sigla en inglés), con el fin de enfrentar este tipo de emergencias con los denominados grupos Usar, los cuales pertenecen a esta organización dependiente de la ONU.


Bomberos y un nuevo terremoto


Para la máxima autoridad bomberil, los voluntarios en Chile se encuentran capacitados para enfrentar una catástrofe de este mismo tipo, y añade que “quedó demostrada frente a las autoridades gubernamentales, políticas y ante la comunidad, que bomberos es la primera respuesta ante las emergencias”.


De la misma forma, Reyes agrega que hay una validación internacional de la calidad técnica de los voluntarios chilenos, que primero se vio con los trabajos desarrollados en Haití, después en el sur de nuestro país, además de los diversos ejercicios internacionales en los que delegaciones chilenas han participado y que ahora último se ven plasmados en el viaje de rescatistas chilenos a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, obligando a que nuestro país tenga un mejor nivel de capacitación en todas las materias bpomberiles.





fuente: http://www.bomberos.cl/ 

Comentarios

Entradas populares de este blog

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO

CHILE 10 AÑOS DE CATÁSTROFES NATURALES 2007-2017

El 13 de marzo de este año falleció Etelvina Bahamonde Carrillo, tenía su casa en Chile y el patio en Argentina. Vivía en Paso El León