Sin visos de acuerdo sobre el abismo fiscal .A sólo horas de entrar en vigencia una serie de medidas económicas que nadie desea, la Casa Blanca y el Congreso todavía no se ponen de acuerdo.


Las largas negociaciones entre la Casa Blanca y el Congreso sobre cómo evitar la caída en un “abismo fiscal” finalmente han logrado algunas concesiones importantes, y aunque las partes parecen haberse acercado como nunca, un acuerdo antes de la fecha límite –a solo horas de que se cumpla—parece tan lejos como siempre.



Los demócratas han ofrecido subir los impuestos solo a aquellos con entradas superiores a los $450.000 dólares, dejando a un lado la demanda por un límite de $250.000, prometida por el presidente Obama durante la campaña presidencial.



Los republicanos, por su parte, han dejado de insistir en reducir los beneficios del Seguro Social como una condición para extender los beneficios para los desempleados, que expiran hoy para dos millones de estadounidenses.



Otras medidas económicas draconianas entran en efecto con el Año Nuevo si no se llega a un acuerdo. Entre éstas: el aumento de impuestos generalizado, recortes indiscriminados en la Defensa y en los programas del gobierno federal, los beneficios para los desempleados y hasta un aumento a los productos lácteos.



Pero con todo y la posibilidad de que el abismo lleve a Estados Unidos a una nueva recesión, no hay acuerdo ni parece inminente que lo haya.



A pesar de las peticiones del presidente Barack Obama y del presidente de la Casa de Representantes, John Boehner de que el Senado resuelva el impasse, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, anunció que los legisladores no regresarán a trabajar hasta las 11 de la mañana de hoy, en la víspera del Año Nuevo.



“Todavía hay una distancia significativa entre ambos bandos, pero las negociaciones continúan”, dijo Reid al retirarse el domingo. “Todavía hay tiempo para alcanzar un acuerdo e intentaremos continuar con las negociaciones”, agregó.



Interponiéndose fuertemente en la negociación ha estado la filosofía que defienden los dos partidos. Los republicanos no han votado a favor de un aumento de impuestos desde hace 20 años, y los demócratas no aceptan recortes en los beneficios sociales para las clases media y baja.



Curiosamente, la falta de un acuerdo daría al traste con ambas posiciones.

fuente: La Voz de América, http://www.voanoticias.com/content/estados-unidos-todavia-no-hay-visos-de-acuerdo/1575001.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

Las 3 banderas de Chile

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019