Demandas de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor limitarían el acceso a la información, DICE SENADOR CANTERO

Como un abuso que limitaría el acceso a la información y encarecería servicios como el acceso a Internet, calificó el senador e integrante de la Comisión de Educación, Carlos Cantero las peticiones realizadas por la Sociedad Chilena del Derecho (SCD) de Autor al Ministerio de Cultura, en el marco a las modificaciones a la ley de propiedad intelectual que están analizando en conjunto las Comisiones de Economía y de Educación.




Según el parlamentario, las peticiones de dicho organismo permitiría la arbitrariedad de ciertos sectores de poder y restringiría el libre acceso a un espacio público, ya que la SCD podría imponer tarifas libremente, sin que exista un sistema adecuado para poder objetarlas, quedando la institución con todas las herramientas a su favor para poder efectuar cobros desmedidos sin que ninguna persona tenga un medio de defensa.



De ocurrir esto se establecerán iniciativas arbitrarias como que los estudiantes no puedan fotocopiar partes de un libro para una prueba, hacer un respaldo de su música que han comprado en CD, que las bibliotecas no puedan preservar digitalmente libros en riesgo de conservación, que se deberá pagar por derecho de autor por la música utilizada en un video escolar, o por la presentación de un grupo de musical de barrio esté o no esté afiliado a la SCD, entre un sin número de medidas que me parecen que coartan los derechos de todos los chilenos, por sobre el beneficio de unos pocos”, dijo el legislador.



MESA DE EXPERTOS



El senador Cantero agregó que a lo anterior, se suma el fracaso de la mesa de expertos y asesores que buscaban llegar a acuerdos en algunas de las normas más complejas del proyecto. En ella, participaban organismos como la SCD u ONG de derechos digitales, pero no prosperó debido a las desavenencias entre las entidades participantes.



“Tengo una carta firmada por los demás organismos, quienes al presenciar que no se les consideraba y que se atentaba contra sus propuestas decidieron dejar la mesa de trabajo, lo que terminó por botar a tierra cualquier acuerdo transversal”, explicó el senador.



Uno de los puntos que el legislador calificó como “más preocupante y de gravedad extrema” es lo referido al establecimiento de la responsabilidad de los proveedores de Internet (ISP), por lo que pudieran realizar sus clientes, ante lo cual explicó que “se acrecentaría la brecha digital y de acceso al conocimiento”.



En tal sentido señaló que “es claro que debemos legislar sobre la protección de los derechos de autor, pero a la vez hay que velar porque no se limite el propio derecho que tienen las personas por sobre lo que han adquirido o lo que deseen crear”.



Agregó que “además se podría frenar el desarrollo de nuevas tecnologías o entorpecer el acceso a ellas, ya que en la actualidad el mundo digital es un claro motor de la economía, donde se realizan muchas actividades comerciales, y si esto se limita, estaremos bajo un régimen que escapa a la modernidad”.



El parlamentario ejemplificó que “el día de mañana puedo reunirme con un grupo de personas y conformar una sociedad de derecho de autor de las JPG y empezar a cobrar por cada foto de su propiedad y que usted ha subido a la red, incluso las fotos familiares o de recuerdo de colegio, entonces el negocio es redondo”.



Argumentó que de visarse el acuerdo suscrito entre la SCD y el ejecutivo, la red pasaría a ser un canal construido con el único objetivo de desarrollar y promover la piratería, con lo cual el proveedor de conectividad al detectar el mal uso de las redes, aumente los costos de conexión, inclusive a quienes no hayan cometido una infracción como en el caso de una persona adulto mayor que sólo utiliza el computador para ver su correo.



A la vez, dijo, que se podría obligar a las empresas a monitorear el tráfico de redes, compartiendo información con terceros, sobre las acciones privadas de sus abonados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO