Trabajo a tiempo parcial ha aumentado durante la última década en Chile

El trabajo a tiempo parcial , según el artículo 40 bis del Código del Trabajo, corresponde a la jornada que contempla hasta treinta horas a la semana. Esta ha aumentado de tal manera en Chile que incluso posee niveles comparables al promedio de naciones pertenecientes a la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD), así lo revela un estudio del Departamento de Economía de la Universidad de Chile, publicado recientemente.

La investigación forma parte del Programa de Políticas Públicas del Dpto. de Economía de la Casa de Bello en convenio con la Universidad de Chicago, que han elaborado la serie Trabajos de Investigación de Políticas Públicas (TIPS).

Las cifras muestran que mientras el promedio de los países miembros de ésta alcanzan un 16.1% de trabajadores parciales sobre el total, en Chile el número llega a un 16.0%, superando a Hungría con 2,7%, República Eslovaca con 2,5%, República Checa con 3,3% y Corea con 8,8%, entre otros. Pero aun cuando esto indica que hay bastantes interesados, se debe señalar que existen incentivos contrarios a la contratación de este tipo de jornada laboral que perjudican a este tipo de trabajador.

Conflictos

Uno de los conflictos que genera el empleo part time, es que en ocasiones existen empresas que para aplanar la demanda en la jornadas punta, es decir viernes, sábado y domingo, contratan personal exclusivamente para esos días, lo cual atenta de lleno contra la vida familiar, pues es durante los fines de semana cuando la familia se reúne, y la ausencia de uno de los padres trae consigo problemas.

Un factor que también afecta a la inestabilidad laboral que se produce en esta manera de trabajo, es que, según expresaron asesores laborales y gente de recursos humanos de empresas a la Investigación en políticas públicas del Departamento de Economía de la Universidad de Chile, los empleados a tiempo parcial presentarían una mayor incidencia de ausentismo y una menor identidad con el empleador, entonces este último preferirá contratar trabajadores a tiempo completo para minimizar el costo esperado.

Problemas en la oferta

Además de los desincentivos al trabajo parcial del lado de la demanda, el sector de la oferta presenta sus propios miedos para presentarse a estos empleos. Uno de ellos es el costo de movilización, ya que para un empleado de tiempo incompleto un porcentaje no menor deberá incurrir en este tipo de gastos, de hecho se estima que sería alrededor del 9% del ingreso para alguien que trabaje 20 horas semanales.

Un problema más bien psicológico por parte de los empleados, es que generalmente hay un temor cuando se pretende cambiar por alguna circunstancia de trabajo jornada completa a parcial, pues creen que pueden formar parte de la lista de los empleados menos comprometidos, y por ende los prescindibles.

Los factores culturales afectan también al presentarse a estos tipos de trabajos, especialmente en el lado femenino. Un ejemplo claro de esto es que las mujeres se sienten presionadas a preferir empleos domésticos, y la prueba es el Segundo Estudio Nacional de Opinión Pública llevado a cabo por el Centro de Estudios Públicos (CEP), cuyo resultado arrojó que la razón principal por la cual la mujer no trabaja es “porque al marido no le gusta” y “porque prefieren la vida doméstica”.

En conclusión, se puede decir que pese a que esta práctica de empleos a tiempo parcial va en aumento continuo en el país, especialmente durante la última década, resulta necesario implementar políticas públicas para mejorar la calidad de quienes trabajan bajo esta modalidad, pues los conflictos antes mencionados repercuten en inestabilidad laboral para las personas y baja proporción de funcionarios que cotizan en sistema previsional y seguros de desempleos.

fuente: http://www.universia.cl

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

Las 3 banderas de Chile

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019