México: Enseñarán medicina con body paint en Querétaro

La Universidad del Valle de México (UVM) en su Escuela de Ciencias de la Salud ha cambiado el uso de cadáveres por la técnica Body Paint para estudiar el cuerpo humano, además de incluir "simuladores de pacientes reales".

La tecnología, que será aplicada a partir de agosto cuando inicie el ciclo escolar, ha sido probada de manera exitosa en la Universidad de Anhembi Morumbi, en Brasil, institución que forma parte de la red Laureate International Universities.

Por esta técnica, los estudiantes pueden visualizar la anatomía humana en función de su proporción.

Cada sistema del organismo humano será representado con body paint y con imágenes proyectadas en el cuerpo de una persona viva.

Mediante un comunicado, la UVM Querétaro confirmó que se habrá de sustituir el uso de cadáveres por la técnica de pintura corporal, la proyección de imágenes y la animación en el cuerpo de los modelos en las clases de morfología.

Este sistema educativo se inspiró en uno similar que existe en Peninsula Medical School (Reino Unido) desde 2002.

Por esta técnica, los estudiantes pueden visualizar la anatomía humana en función de su proporción. Cada sistema del organismo humano será representado con body paint y con imágenes proyectadas en el cuerpo de una persona viva.

"Estructuras representadas en el body paint se basan en mediciones de los órganos del modelo, de tal suerte que el método da una idea del tamaño de su estructura", se puntualiza en la información difundida.

La preparación de una clase es aproximadamente de 40 minutos, ya que se toman las medidas de los órganos, huesos y vasos sanguíneos del modelo que será pintado por un artista.

"La sustitución de los cuerpos es una tendencia mundial, cuando la técnica se aplica en un rigor científico, los resultados son excelentes", afirman docentes de la Universidad de Anhembi Morumbi, en Brasil.

Otra estrategia cada vez más común en los cursos de cuidado de la salud son los robots y las computadoras con un software moderno que permiten a los estudiantes realizar procedimientos virtuales en llamados "simuladores de pacientes reales".

Las máquinas tienen un costo que va de los 80 mil a los 300 mil dólares y pueden simular diferentes funciones del cuerpo humano, tales como la respiración, ritmo cardíaco, y la inflamación.

Instructores instalados en una sala de control son los que pueden manipular las respuestas del robot. Por ejemplo, el latido del corazón puede variar de hora en hora, o la garganta y la lengua se hinchan, dependiendo de la situación clínica que se deba estudiar.

spb/eca



fuente: http://www.eluniversal.com.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

Las 3 banderas de Chile

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019