En Maullín finalizó taller para recolectoras de algas

Por Juan Luis Insulza
La iniciativa enseñó a las trabajadoras, entre otras cosas, a cuidarse del sol y hacer fuerza correctamente.

La extracción de algas, en Maullín es una actividad donde las mujeres se han vuelto protagonistas en los últimos años. Decenas de ellas se vuelcan diariamente a las orillas de los ríos y marismas a recoger un producto que, aunque de baja retribución económica, es en muchos casos su principal fuente de ingresos.
Conociendo esta realidad es que el municipio consiguió con la propia Seremi de Salud, la realización de un taller, dedicado exclusivamente a estas trabajadoras, tendiente a enfrentar los principales problemas de salud que las afectan producto de su actividad económica. El doctor José Antonio Vergara, representante en la oportunidad de la Seremi de Salud reconoció que “a raíz de una conversación del Alcalde de esta comuna con la doctora Mónica Winkler, surgió la inquietud por apoyar desde la perspectiva de la salud ocupacional a las mujeres algueras”, agregando su satisfacción por los resultados del trabajo.
Así lo manifestó también Tamara Riquelme, Jefa del Departamento Municipal de Salud quien entregó además detalles de los conocimientos que se impartieron durante el taller y las lecciones sacadas por las mujeres participantes. “Ellas trabajan con mucho peso, nos contaban que cargan aproximadamente 80 kilos, y tienen muchos problemas osteomusculares” señaló la profesional.
La actividad impartida por la Seremi y coordinada por el Departamento Municipal de Salud, tuvo una duración de 8 horas… una jornada completa dedicada a revisar medidas de prevención y cambio de hábitos. Se desarrolló en las localidades de Changué, Amortajado y Carelmapu y del participaron cerca de 40 mujeres.
Trabajadoras como María Cheuquepil, quien destacó la posibilidad que tuvieron muchas de sus compañeras quienes por primera vez estaban accediendo a este tipo de capacitaciones.
¿Qué aprendieron de todo este proceso?
“Lo principal es como tenemos que abordar el trabajo cuidándonos nosotras mismas. La idea es enseñarle a otras eso mismo, que el trabajo que realizamos depende de los ejercicios que podamos hacer y la mentalidad con la que trabajemos para que podamos evitar futuras enfermedades que ya no tengan remedio”.
En la oportunidad se destacó el hecho de que estos cambios de conducta, que permiten evitar o sobrellevar de mejor manera dolencias y enfermedades, serán muy importante sobre todo para las futuras generaciones. Las recolectoras de orilla del mañana, ya sabrán que mejorando las posturas de trabajo, o realizando ejercicios al final de cada jornada, podrán evitar con el tiempo  daños o enfermedades que hasta ahora eran propias de la actividad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO

CHILE 10 AÑOS DE CATÁSTROFES NATURALES 2007-2017

El 13 de marzo de este año falleció Etelvina Bahamonde Carrillo, tenía su casa en Chile y el patio en Argentina. Vivía en Paso El León