El Banco Mundial está ayudando a repatriar a los trabajadores de Bangladesh que huyen de Libia

26 de abril de 2011 – Al comenzar el actual conflicto en Libia en febrero de 2011, muchos trabajadores inmigrantes quedaron librados a su suerte. Algunos fueron abandonados en campos desiertos con escasas provisiones para su sustento.

El Banco Mundial está ayudando a repatriar a los trabajadores de Bangladesh que huyen del actual conflicto en ese país. Libia tenía aproximadamente 70.000 trabajadores bangladesíes antes de la actual crisis y estos representaban la mayoría de la mano de obra proveniente de Asia meridional. Las remesas de este grupo alcanzaron un valor de US$1,5 millones en 2010.

Bangladesh tiene aproximadamente 6 millones de trabajadores en el extranjero, lo que representa cerca del 4% de su población. La mayoría de los emigrantes de Bangladesh labora en Oriente Medio y Norte de África y son en su mayor parte trabajadores empleados, especialmente en el sector de la construcción. En 2009, los ingresos de remesas equivalían aproximadamente al 12% de su economía y son una de las fuentes más grandes y estables de divisas que producen un impacto apreciable en el desarrollo.

Aunque se les prometían salarios dignos, algunos partieron con las manos casi vacías y endeudados después de pagar miles de dólares a las agencias que los enviaron allí. Debido a esto, muchos no pueden pagar el pasaje de regreso a casa. Con la asistencia de la Organización Internacional para las Migraciones, cerca de 30.000 habían sido repatriados al 13 de abril de 2011.

"La mayor parte de estos trabajadores es pobre y muchos han perdido sus posesiones durante su caminata hacia la frontera", dijo Ellen Goldstein, directora del Banco Mundial a cargo de las operaciones en Bangladesh. "Por lo tanto, muchos de ellos no pueden tramitar o pagar su propio transporte de regreso a su país de origen".

Se estima que entre 35.000 y 45.000 emigrantes de este país tienen problemas para volver a casa desde Libia. El 13 de abril, alrededor de 1.000 permanecían en campos como Ra' Ajdir en la frontera entre Túnez y Libia esperando la repatriación. Existe una afluencia diaria continua de nuevos refugiados y se espera una oleada de los mismos debido a las acciones militares en curso en Libia.

Llevando todas sus posesiones a cuestas, muchos caminaron con dificultad a través del desierto hacia las fronteras de países vecinos tratando de evitar los asaltos y disparos y teniendo que mendigar alimentos.

El Proyecto de Repatriación y Restitución de los Medios de Vida para Trabajadores Migrantes por un valor de US$40 millones, respaldado por el Banco Mundial, aerotransportará a aquellos que lo necesiten de regreso a su hogar y les otorgará una donación en efectivo por única vez de US$775 al llegar a Bangladesh para satisfacer sus necesidades urgentes al tiempo que se les ayuda a buscar empleo localmente y en el extranjero para comenzar el proceso de restitución de sus medios de sustento.

“La crisis ha creado una situación muy grave que requiere el apoyo humanitario de la comunidad internacional”, señaló Bernice Van Bronkhorst, jefa de equipo del proyecto. “Para quienes han emigrado más recientemente, esta crisis no solo los dejó sin dinero sino muy endeudados. El proyecto está destinado a ayudarlos a recuperarse”.
fuente: Banco Mundial

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos

Se declara Alerta Temprana Preventiva para las comunas de Puerto Octay y Puerto Varas por actividad en el volcán Osorno

Buzos de la Armada apoyan retiro de más de una tonelada de basura en el Lago Llanquihue