FALLECIÓ JOSÉ ROLANDO QUEZADA VELÁSQUEZ VOLUNTARIO INSIGNE DE LA PRIMERA COMPAÑÍA DE BOMBEROS DE LLANQUIHUE




A las 17:45 horas de hoy a la edad de 79 años falleció José Rolando Quezada Velásquez.Sus restos serán velados en el Cuartel de la Primera Compañía de Bomberos de Llanquihue y los funerales se efectuarán el lunes en el Cementerio Católico en horario a confirmar.



Don Rolando que nació el 26 de febrero de 1933 era voluntario insigne de la Primera Compañía de Bomberos de Llanquihue con 63 años de servicio, Cía a la que había ingresado el 10 de diciembre de 1948 desempeñándose en los siguientes cargos:










1965-1966 Teniente Tercero


1968 Teniente Segundo


1969 Teniente Tercero


1972-1973 Teniente Segundo


1974 Teniente Cuarto


En 1998 recibe la distinción por 50 años de labor bomberil y es nombrado Voluntario Honorario Insigne. Se ha destacado por su espíritu de trabajo. Tiene un hijo que es voluntario en la Compañía.






En julio de 2009 conversamos con don Rolando para que nos contara algo más de él y sobre sus años en la Cía esto es parte de lo que nos dijo en la  entrevista que le realizamos:










Relata que ingresó “ el año 48 a la Cía , tenía 16 años, me trajo quien era teniente 2º, Carlos Kinast Flores y de ahí estoy hasta ahora. He ocupado los cargos de teniente 3º,4º,2º , durante estos 61 años que llevo. Cuando llegué habían como veintitantas personas. Antes de ser bombero no tenía mucha responsabilidad, era un cabro. Era deportista y en los scout aprendí los giros que me sirvieron en bomberos. Como que se mezclaban las cosas”. “Tengo dos hijos, Jaime que es voluntario de esta Compañía y Rolando que también fue bombero de la Primera, pero tuvo que retirarse por cambio de domicilio”.






Al hacer una comparación entre el pasado y el presente de la Cía , don Rolando señala que , “ antes había más entusiasmo, un espíritu más bomberil. Ahora la juventud ha cambiado, pero se está viendo un renuevo por las personas que han ingresado. Ojalá que el renuevo sea tan entusiasta como el que teníamos antes. Los jóvenes que están ahora se ven con mucho entusiasmo. Hubo un tiempo en que entró mucho cabro joven, pero estuvieron poco tiempo. No les gustó. Mucha gente piensa que ser bombero voluntario no tiene obligaciones, pero no sabe que ser bombero es un compromiso donde se tienen muchas obligaciones que hay que cumplir” . Y don Rolando menciona como ejemplo el terremoto de 1960.






Terremoto de 1960






Nuestro voluntario insigne cuenta que “En el terremoto de 1960, hicimos guardia de noche, yo estuve en calle Valdivieso. Lo hacíamos dos con una de la 2ª Cía. ,había frío, lluvia, barro. Personalmente sufrí bastante porque mi casa cayó incluso tuve que dormir una noche en la pampa , arriba, y después poco a poco nos fuimos arreglando, viviendo un tiempo en la casa que era de Carlos Kinast . Como los molinos donde trabajaba cayeron los dos, don Carlos Kinast me buscó y estuve dos años en Puerto Varas. Pasaron dos años, y nuevamente volví a Llanquihue. El terremoto afectó bastante la calle Vadivieso, el centro y la parte de abajo por el río” .






Otro hecho doloroso para él fue el fallecimiento de don Erardo Werner, puntualiza que “ su muerte dolió mucho a la Cía”.






Finalmente don Rolando Quezada , voluntario insigne de nuestra Cía , pide que los jóvenes sean más activos que conserven el mismo espíritu del bautizo para más adelante. Sostiene que “ De a poco se llega, nunca pensé en llegar a ser voluntario insigne. De repente me encontré que tenía 50 años de servicio, y ahora ya pasé los 60. Con eso he cumplido”.






Don Rolando Gracias servicio cumplido Descanse en Paz


A la familia nuestro más sentido pésame

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Yo soy su nieta Eduarda y es verdad que mi tata falleció y enrrealidad yo lo querí9 mucho y lo sigo queriendo.
el fallecio cuando yo tenia solo 8 años.

Entradas populares de este blog

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO

CHILE 10 AÑOS DE CATÁSTROFES NATURALES 2007-2017

El 13 de marzo de este año falleció Etelvina Bahamonde Carrillo, tenía su casa en Chile y el patio en Argentina. Vivía en Paso El León