Argentina y Brasil "muy preocupados" por fuerte caída de su comercio en enero

Argentina y Brasil reconocieron hoy estar "muy preocupados" por la fuerte caída del comercio bilateral detectado este mes como consecuencia de la crisis económica global.

Tras reunirse hoy en Buenos Aires con el secretario de Industria argentino, Fernando Fraguío, el ministro de Desarrollo de Brasil, Iván Ramalho, precisó en diálogo con periodistas que el comercio bilateral se desplomó un 40 por ciento en lo que va de enero.

Ramalho señaló que los intercambios con Argentina, segundo destino de las exportaciones de Brasil después de Estados Unidos, cayeron al igual que el comercio de su país con otras naciones en un contexto del comercio mundial que cambió "drásticamente" en las últimas semanas.

Fraguío no quiso dar detalles de la evolución del intercambio bilateral en enero, pero admitió que en la reunión de hoy, donde analizó con Ramalho las cifras del comercio, "Argentina planteó su fuerte preocupación por el flujo comercial" y remarcó que "en esta situación la prioridad de Argentina está en la protección del empleo y de la producción".

"Hubo una caída de las exportaciones y las importaciones (...). A nosotros nos comprenden las generales de la ley de todos los países del mundo en cuanto a la baja en las exportaciones y las importaciones", dijo el funcionario argentino.

De acuerdo a informes privados, el año pasado Argentina acumuló un déficit comercial con Brasil de 4.344 millones de dólares, con un crecimiento interanual del 8,4 por ciento respecto al saldo acumulado en el 2007.

Buenos Aires planteó en la reunión de hoy su déficit con Brasil en el comercio de piezas y partes para automóviles.

Según datos oficiales, Argentina importó el año pasado ese tipo de bienes desde Brasil por 1.284 millones de dólares mientras que exportó a ese país por valor de 733 millones de dólares.

Más equilibrado resultó el comercio de automóviles, el principal ítem de la balanza comercial entre los dos mercados, con exportaciones de Brasil a Argentina por 2.564 millones de dólares en 2008 e importaciones de Brasil desde Argentina por 2.387 millones de dólares.

Un tema de especial preocupación para Brasil es la cosecha de trigo de Argentina, afectada por la peor sequía en 70 años, y que probablemente deje al país casi sin excedentes para exportar.

En este sentido, Ramalho dijo que la "preocupación" de su país es "bastante grande" pues la producción brasileña no alcanza para abastecer la demanda doméstica y su principal proveedor es Argentina, del que espera que en el "corto plazo" le remita un informe sobre las previsiones de la zafra de trigo.

Ramalho dijo que Brasil quiere seguir importando el cereal desde Argentina por su calidad y su precio "competitivo", pero recordó que el año pasado ya se vio obligado a comprar a otros proveedores tras la decisión de Buenos Aires de recortar las exportaciones para abastecer su mercado interno a precios razonables.

"El trigo tiene un peso muy importante en Brasil en los precios de la cesta básica por eso es un tema sensible", señaló Ramalho, al tiempo que Fraguío prometió que Argentina "direccionará sus exportaciones de excedentes hacia Brasil en la medida que sea posible".

El funcionario argentino aseguró que la reunión con Ramalho fue "altamente positiva" y que no hubo "temas de conflictividad". EFE

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile