Ministerio presentó Informe OCDE sobre Educación Superior en Chile

El documento entrega un diagnóstico de la situación chilena, donde se señala que Chile debe superar escollos como el acceso desigual; currículos inflexibles y métodos de enseñanza anticuados; la baja inversión fiscal y un sistema de investigación que carece de enfoque y financiamiento.

La Comisión de Educación recibió a la Jefa de la División de Educación Superior del Ministerio de Educación, Sally Bendersky, quien presentó el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) sobre "Revisiones de Políticas Nacionales de Educación: La Educación Superior en Chile".

El diputado DC Mario Venegas, integrante de la instancia parlamentaria, indicó que tras la exposición que Chile quiere formar parte de la OCDE, lo que significa que "sus estándares, sus exigencias tienen que elevarse. Y esto es lo que hace este informe completísimo, muy interesante, que estamos conociendo recién y que nos plantea grandes desafíos, porque indica áreas críticas de nuestra educación superior".

El legislador sostuvo que "si de verdad queremos dar el salto al desarrollo y entrar a estar con niveles y estándares de calidad de países desarrollados, obviamente tenemos que hacer un tremendo impulso y eso implica replantearse toda la educación superior".

Entre los puntos que más llamaron la atención del parlamentario, está la baja inversión del Estado en la educación superior. "Tenemos poco financiamiento. De partida, el gasto público en educación superior es de los más bajos que existen".

Detalló que "Chile tiene una de las educaciones superiores más caras del mundo, cuestión que hay que analizar y revisar. Segundo, la participación del gasto público, es decir del Estado, apenas alcanza un 16,7%, comparando con estos países (pertenecientes a la OCDE), donde Corea, que le sigue, tiene un 25%, y hay muchos otros países que gastan mucho más".

Por su parte la representante del Ejecutivo, Sally Bendersky, enfatizó que "hay que mejorar. En el acceso hay enormes avances y hay que mejorar. En la retención hay mucho que hacer, y entonces también hay que nivelar el origen escolar de las personas. Las personas que vienen de distintos tipos de colegio también deben competir en igualdad de condiciones de alguna manera y no lo hacen".

Manifestó asimismo que un tema relevante es el currículum y la duración de las carreras, así como la posibilidad de cambiarse de universidad y que se reconozca lo estudiado previamente; poder ir al extranjero; tener créditos transferibles; entre otras materias. "Todo eso se aborda en el tema de la relevancia y la verdad es que cuando nosotros logremos una coherencia de reforma allí, se va a ver distinta la educación superior en términos de la oferta académica".

Respecto al financiamiento, la Jefa de la División de Educación Superior indicó que la OCDE considera "que la educación superior es cara en general y que el Estado invierte demasiado poco en general. Entonces ellos piensan que hay que aumentar sustantivamente el gasto público en la educación superior; en el acceso, en la investigación, en todos los aspectos".

El informe

El Informe realizado por la OCDE, a solicitud del Gobierno chileno, destaca también muchos aspectos de la Educación Superior en Chile, como por ejemplo el crecimiento masivo de las matrículas, que no ha introducido tensión en el marco institucional en forma excesiva ni provocado una disminución general de la calidad de la educación. Por el contrario, parece haber estimulado, o por lo menos haber acompañado, algunas "osadas innovaciones en las políticas", según se señala en el documento.

También se destaca "el éxito de Chile al pasar de un sistema de educación de elite a uno de educación masiva, manteniendo la calidad de la educación", lo que se atribuye a la voluntad nacional para implementar políticas con nuevos enfoques.

Entre los desafíos que enfrenta nuestro país se menciona "el acceso desigual que tienen los estudiantes de ambientes y grupos de ingresos diferentes, marcados por la segmentación entre instituciones universitarias y no-universitarias, los currículos inflexibles y métodos de enseñanza anticuados, programas de estudios demasiados largos, prácticas de financiamiento retrógradas en las instituciones, un sistema de investiga ción que carece de enfoque y financiamiento, y con deficiencias persistentes en la información entregada y en la rendición de cuentas sobre resultados".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos

Buzos de la Armada apoyan retiro de más de una tonelada de basura en el Lago Llanquihue

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO