Mi lista de blogs

viernes, 11 de noviembre de 2016

El “top ten” de las rutas de más exigentes a nivel nacional y en cada una de las regiones con mayor actividad minera han dado a conocer el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y Carabineros de Chile.

El “top ten” de las rutas de más exigentes a nivel nacional y en cada una de las regiones con mayor actividad minera han dado a conocer el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y Carabineros de Chile. El ranking está elaborado sobre la base de indicadores como: estado de las carreteras, dificultad para el conductor, condiciones atmosféricas habituales, cantidad y tipo de flujo vehicular, entre otros. La información fue dada a conocer durante el lanzamiento de la campaña “Minero, vivo al volante”, que desarrollan ambas instituciones a través de mensajes radiales y entrega de volantes informativos en carreteras, con el propósito de reducir los accidentes de tránsito, especialmente en las rutas entre instalaciones mineras y puertos. 

El subdirector nacional de Minería del Sernageomin, Hugo Rojas, ha señalado que “el tránsito al interior de las faenas mineras está regulado por el Reglamento de Seguridad Minera, de manera que es un tema cubierto de manera especial. Pero fuera de las instalaciones mineras, donde rige la norma general de la Ley del Tránsito, las condiciones son más complejas, lo que implica la posibilidad de ocurrencia de accidentes o dificultades fuera del alcance de las normas específicas para la minería”. Al respecto, el jefe del Departamento de Seguridad Minera y Fiscalización del Sernageomin, Antonio Videka, dijo que “las velocidades máximas permitidas son mayores cuando se maneja fuera de las instalaciones mineras, y sobre todo hay interacción con otros tipos de vehículos o condiciones, lo que sube el nivel de dificultad”. 

A su vez, el comandante de la Zona de Tránsito, Carreteras y Seguridad Vial de Carabineros, José Luis Ojeda, señaló que "lo ideal es que los conductores de vehículos mineros mantengan el mismo estándar de conducción que hay dentro de las instalaciones mineras, donde el control suele ser muy estricto. Afuera de las faenas, el tránsito es más complejo, y amerita un cuidado y concentración mucho mayor". 

El catastro, desarrollado con información de los fiscalizadores del Sernageomin, destaca el “top ten” de las rutas mineras más exigentes, donde se indica a 10 regiones del país, encabezadas por la de Antofagasta, con la Ruta B-25, que conecta a la Ruta 5 Norte y Calama a través de Sierra Gorda. “Se destaca este caso puntual en la zona, pero con la salvedad de que la región de Antofagasta concentra múltiples rutas de riesgo potencial importante, especialmente entre Antofagasta y Taltal, entre el sector Varilla y la Caleta del Cobre; el sector de La Negra y la Minera Escondida”, señaló el Sernageomin. Las demás rutas que encabezan el ranking de mayor exigencia son: A-12 entre Iquique y Pozo Almonte (Ruta del Ácido); C-11 entre Arica-Putre-Chungará, CH-60 entre Valparaíso y Los Andes; G-21 camino a Farellones, D-669 entre Rancagua y Machalí (Carretera del Cobre); C-489 entre Punitaqui-Villa Vieja-Ovalle; H-25 entre Alto del Carmen y Juntas del Carmen; CH-66 entre Vallenar y Alto del Carmen; y C-485 entre Pelequén y San Antonio (Ruta de la Fruta). 

Entre los rankings regionales, destaca la situación de las rutas de la Patagonia, que están sometidas habitualmente a nevazón, escarcha negra, alta intensidad de viento, o la posibilidad de cruce de animales silvestres como ñúes, güanacos y zorros. Este es el caso de la Ruta 9 que une Punta Arenas y Puerto Natales, en la región de Magallanes, y la Ruta 240 y 7, entre Coyhaique y Villa Mañihuales, en región de Aysén, construida con ripio, y habitualmente sometida a hielo y nieve. 

En la zona centro y sur, el panorama está marcado por el uso mixto de las carreteras, incluyendo importante flujo de transporte de pasajeros, vehículos particulares y camiones de alto tonelaje de múltiples sectores industriales. Es el caso de la Ruta 60-CH, que conecta al puerto de Valparaíso y a la División Andina de Codelco, en la comuna de Los Andes, que además es una ruta internacional. Especial acento se indica para la región del Biobío, por la Ruta CH-156, conocida como la “Ruta de la madera”, que une a Concepción, Santa Juana, y Nacimiento. Esta zona registra principalmente extracción (no metálica) de carbón por parte de la Pequeña Minería y los pirquineros (menos de 500 toneladas por mes). En la zona central se resalta el caso de la Ruta H-25, conocida como la “Carretera del Cobre”, que conecta a Rancagua y la División El Teniente de Codelco en la comuna de Machalí. 

El catastro, elaborado con información de las direcciones regionales del Sernageomin y de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Carabineros, está disponible en www.sernageomin.cl 

Chile ha comprometido la reducción de accidentes de tránsito en las Conferencias Internacionales sobre Seguridad Vial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde 160 países se han fijado la meta de reducir 50% estos accidentes al año 2020.