Sandra Silva directora regional de PROCHILE PUERTO MONTT: Reflexiones de Fin de Año

Estamos llegando a diciembre con ello se acaba un año más y se acerca el ajetreo de las compras navideñas y los agasajos del año nuevo.

Estamos enfrentados a un tiempo de balances, de proyecciones y nuevos presupuestos... Pero también creo es un buen momento para reflexionar y preguntarnos como vivimos este año... No sólo desde el punto de vista profesional, de avances laborales y metas economicistas sino más bien desde el punto de vista personal.

La vida es más que un conjunto de metas a alcanzar, o una seguidilla de éxitos o fracasos; de cumplimiento de objetivos, de bajadas estrepitosas del dólar... la vida es una mixtura perfecta de alegrías y tristezas, de desafíos, de nuevas aventuras y aprendizajes...un camino que bien vale la pena recorrerlo con entereza y confianza y donde cada día, si nos damos el tiempo, podemos ver la maravilla de la creación y las bendiciones de Dios.

En esta especial época del año me permito compartir con Uds., mi receta favorita para enfrentar un nuevo año:

"Tome doce meses que estén bien maduros. Vea que estén limpios de amargos recuerdos, de odio y rencores. Límpielos cuidadosamente de pegajosa malevolencia y quíteles cualquier mancha de mezquindad y pequeñez. Vea que en estos meses no quede nada del pasado y téngalos tan frescos y limpios como cuando salieron del GRAN ALMACEN DEL TIEMPO.

Corte esos meses en treinta partes iguales. Esa cantidad rinde trescientas sesenta y cinco porciones. No trate de cocinarlo todo a la vez, prepárelo día a día de la siguiente manera:

Ponga en cada uno de ellos:

12 partes de Fe
11 partes de Paciencia
10 partes de Entusiasmo
9 partes de Trabajo (no omita este ingrediente o hechará a Perder el gusto de su receta)
8 partes de Esperanza
7 partes de Fidelidad
6 partes de Libertad
5 partes de Amabilidad
4 partes de Descanso
3 partes de Oración
2 partes de Meditación
1 parte de Resolución Bien Seleccionada

Agregue: una cucharadita de Espiritualidad, un poco de esparcimiento, un poquito de Simpleza y una taza bien limpia de Buen Humor, añada a todo esto Amor al gusto, mezlce con una buena dosis de energía. Aderécelo con Sonrisas y un poquito de júbilo... después sírvalo con una salsa de Serenidad, Altruismo y Alegría.

Salmo 86:12,13.
Te daré gracias, Señor mi Dios, con todo mi corazón y glorificaré tu nombre para siempre. Porque grande es tu misericordia para conmigo...

Un abrazo y que Dios les bendiga.

Sandra Silva P.
Directora Regional

Oficina Regional de ProChile Puerto Montt

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colegio Alemán de Concepción: El Kiosco de la Honestidad.No tenía a nadie que lo atendiera, sino que son los mismos alumnos del colegio que compraban en modalidad de autoservicio, pagando individualmente el producto, dejando el dinero en un lugar destinado para ello.

OSORNO: PROGRAMA FIESTAS PATRIAS 2019

Las 3 banderas de Chile