Difunden los primeros avances de estudio sobre camelina y mostaza.Desean utilizarlas para fabricar biodi'esel

El Estudio, que fue iniciado en noviembre de 2007, busca introducir en Chile oleaginosas "camelina y mostaza" que no estén destinadas al consumo humano ni animal, para fabricar biodiésel con bajos costos de producción y de forma rentable.


Con gran aceptación por parte de los productores, se desarrolló el Día de Campo para mostrar los avances del estudio "Evaluación, adaptación y validación de los cultivos de camelina y mostaza como fuente de materia prima de bajo costo para la producción de biodiésel en la VIII, IX y X regiones". La actividad fue organizada por la Universidad de Concepción (UDEC) en el Fundo El Roble de Osorno.

El objetivo de este Estudio, ejecutado por la UDEC desde noviembre de 2007 y cofinanciado por el Minagri, a través de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), es introducir el cultivo de camelina y mostaza en Chile y, además, demostrar agronómica y tecnológicamente su competitividad y rentabilidad como oleaginosas de bajo costo de producción, para la industria de biodiésel en las regiones del Maule, La Araucanía y de Los Lagos.

El proyecto "cuyo monto total es de $149.390.050" se encuentra liderado por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción con el aporte y participación de las empresas ALISUR S.A.; Molinera Gorbea Ltda.; Biosemillas Ltda.; Soc. Agrícola y Forestal y Ganadera Santa Matilde; y Enrique Sabugo. El aporte FIA para este Estudio fue de $87.516.000.

La directora del proyecto e ingeniero agrónomo del Departamento de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la UDEC, Dra. Marisol Berti, señaló que "la tendencia mundial es preferir como fuentes energéticas aquellas que sean renovables no convencionales y los biocombustibles. Éstos últimos fabricados a partir de cultivos agrícolas que no estén destinados al consumo humano y animal". Por este motivo, la Universidad se encuentra ejecutando ensayos con oleaginosas como la camelina y la mostaza, los cuales ya han iniciado la etapa de difusión de sus resultados.

El Día de Campo contempló la visita a las tres estaciones de ensayo, ubicadas en Osorno, donde hay plantaciones de camelina, mostaza y raps. Hoy se están evaluando las fechas de siembra, dosis de fertilización y control de malezas, con el fin de analizar la adaptación y el comportamiento de las diferentes de variedades de camelina ya sembradas. En el sector, también hay una plantación con diferentes variedades de raps para compararla con las otras oleaginosas".

Primeros avances

A la fecha, la camelina, que fue sembrada en otoño de este año, se ha logrado adaptar a las condiciones del lugar. Berti agregó que "las ventajas de esta especie son su bajo costo de producción (si lo comparamos con el raps, que alcanza aproximadamente un millón de pesos por hectárea, la camelina llega a sólo $600.000). Necesita poca fertilización; no se desgrana y su cosecha se efectúa durante la primera semana de diciembre, antes que cualquier cultivo de la región de Los Lagos. Los primeros resultados indican que la camelina tendrá rendimientos entre 20 y 25 quintales por hectárea esta temporada.

Con respecto a la mostaza, su adaptación también ha sido óptima. "Estimamos que los rendimientos de la cosecha serán muy similares al raps (entre 35 y 40 quintales por hectárea). También este cultivo no se tiende, no se desgrana, resiste la sequía de primavera mucho mejor que el raps y responde a la fertilización con nitrógeno y azufre. Además, las variedades evaluadas (Brassica juncea tipo canola) son resistentes a los herbicidas del grupo IMI, por lo que sería una interesante alternativa de siembra otoñal, sin problemas graves de malezas. También su contenido de aceite y composición son exactamente iguales al raps, es decir, aproximadamente 45% a 50% de aceite", aseveró la ingeniero agrónomo.

La próxima etapa del Estudio contempla la cosecha de los ensayos para evaluar rendimiento y costos finales de camelina y mostaza en comparación al raps para luego, en abril, comenzar a sembrar ensayos precomerciales de 1 hectárea de camelina y mostaza para tener suficiente semilla para hacer aceite, biodiésel y desarrollar otros productos precisó Berti. Este trabajo finalizará en mayo del año 2011.

Oferta alternativa

Según la Comisión Nacional de Energía (CNE), se estima que la demanda de diésel para 2010 se proyecta en 4,8 millones de metros cúbicos que, de reemplazarse un 5% con biodiésel, requeriría de 240 mil metros cúbicos.

Hoy, se cultivan poco más de 19 mil hectáreas de raps y maravilla en Chile, es decir, se requeriría incorporar más de 160 mil hectáreas nuevas, solamente de cultivo de raps en el país, para satisfacer esta demanda de biodiésel.

Por lo tanto, la investigación en cultivos como la camelina y la mostaza, que puedan reemplazar al raps en forma más económica para la industria de los biocombustibles y procesos industriales eficientes, es una prioridad país

Comentarios

Entradas populares de este blog

FALLECE ROY GARBER, UNO DE LOS PROTAGONISTAS DE LA SERIE “GUERRA DE ENVÍOS” EN A&E

OSORNO: HORARIOS Y VALORES 2018 PISCINA MUNICIPAL PARQUE CHUYACA

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos