Lentos avances en institucionalidad para el turismo

Siguiendo con la revisión a las tareas planteadas por el ministro de Economía, Hugo Lavados, al asumir su cargo en enero del 2008; aparece la institucionalidad para el turismo como un tema prioritario.

“Se buscará sacar adelante la institucionalidad para el sector con estrategias de integración y además, se definirán programas para turismo receptivo y fomentar el interno”, explicaba el secretario de Estado a la Cámara de Comercio de Santiago, en una entrevista dada en febrero pasado.

En enero de este año ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que “establece un sistema institucional para el desarrollo del turismo, modifica el decreto ley Nº1.224, que crea el Servicio Nacional del Turismo y otras normas legales”.

Actualmente el proyecto se encuentra en su primer trámite constitucional y fue despachado esta semana por la Comisión Especial de Turismo a la de Hacienda, de la Cámara de Diputados.

Si bien el ministro Lavados esperaba sacar adelante este proyecto lo antes posible, la discusión demoró más de lo esperado y aún no hay novedades concretas. Las noticias están en las importantes modificaciones que sufrió el proyecto original en su paso por la Comisión Especial.

Modificación clave
El proyecto original contemplaba un comité de ministros que se encargarían de definir las políticas públicas para el sector, éste iba a ser coordinado por un profesional con rango de subsecretario.

“En la comisión concordamos que era importante un comité de ministros que se preocuparan por el sector, pero consideramos que lo mejor era que fuera desde una subsecretaría de Turismo, dependiente del Ministerio de Economía. La iniciativa fue consensuada con el Ejecutivo y ellos mismos presentaron la modificación”, cuenta el diputado Carlos Racondo, presidente de la Comisión Especial.

Con la nueva institucionalidad, el Servicio Nacional del Turismo, Sernatur, verá fortalecido su trabajo. La nueva ley contempla más recursos, un reforzamiento en su estructura organizacional y sus atribuciones. “Se fortalecerá su presencia regional y tendrá un papel más relevante de lo que ha tenido hasta el momento”, explica el parlamentario.

Prima la voluntariedad
Algunos gremios de la industria turística pedían que en el proyecto, hoy en discusión, se incluyeran temas de regularización y fiscalización a las empresas del sector, tales como hacer obligatoria la certificación para todo tipo de servicios.

La discusión en la Comisión definió que la obligatoriedad seguirá siendo sólo para las empresas dedicadas al turismo aventura y voluntaria para el resto de los servicios, tal como es actualmente.

El diputado Racondo explica que obligar a certificarse tiene rasgos inconstitucionales, razón por la cual la idea fue desechada. Además, “hacerlo obligatorio significaba exigir a un privado pagar para poder ejercer una determinada actividad, algo que la constitución prohíbe”, explica el parlamentario.

El legislador considera que no es necesario forzar la certificación, ya que a su juicio existen variados incentivos en el mercado que justifican este paso, sobre todo por la competitividad que significa.

Recurso humano
Representantes del turismo nacional explican que no se consigue nada si se promociona al país como el gran destino turístico de América del Sur, si cuando llegan los turistas se les atiende mal o no se pueden satisfacer sus necesidades y exigencias. Para solucionar este problema, se pidió incorporar en la legislación un capítulo acerca de la profesionalización de los trabajadores del turismo.

Sin embargo, el diputado Racondo explica que eso no estaba planteado en la ley, y que esos temas no son materias propias de esta legislación, sino problemas puntuales de la industria, los que se deben solucionar por otras vías.

Gremio informado
La Asociación Chilena de Empresas de Turismo, Achet, en voz de su secretaria general, Lorena Arriagada, cuenta que el gremio siempre ha estado informado y al tanto de las discusiones de esta nueva ley.

Con respecto a la modificación que crea finalmente la subsecretaría de Turismo como tal, Arrigada señala que “para la industria es un avance concreto y estamos bastante conformes. Sin embargo, no resuelve todo, se trata de una formalidad que esperamos se traduzca en gestión y en operatividad concreta”.

Con respecto a la certificación, para el gremio de las empresas de turismo es un tema que pasa por la madurez del sector. “Las normas aunque sean obligatorias no resuelven los problemas. El primer avance es la auto certificación, eso va a permitir que el propio sector vaya madurando y que lo considere como un elemento de competitividad”, dice Arriagada.

El proyecto de ley debe ser puesto esta semana en tabla para ser discutido por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, pero es poco probable que hayan novedades antes de fin de año. Será otro pendiente para el 2009.

fuente: http://www.diariopyme.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chileno Lucas Wilhelm destaca en el mundial de faustball sub 18 que se está realizando en Roxbury, Nueva Jersey, Estados Unidos

Buzos de la Armada apoyan retiro de más de una tonelada de basura en el Lago Llanquihue

GIULIANA RAGGIO: LA NUEVA PROMESA DEL FAUSTBALL ARGENTINO